Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» TODO POR TU AMOR
Sáb Abr 25, 2015 11:54 pm por Houl

» * LUCHANDO POR ALCANZAR TUS MAS LOCOS SUEÑOS *
Sáb Abr 25, 2015 11:52 pm por Houl

» *POR SIEMPRE JUNTOS*
Sáb Abr 25, 2015 11:43 pm por Houl

» TODO CAMBIO DESDE QUE TE CONOCÍ
Sáb Abr 25, 2015 11:29 pm por Houl

» POR SIEMPRE JUNTOS
Sáb Abr 18, 2015 11:29 am por Houl

» LUCHANDO POR ALCANZAR TUS MAS LOCOS SUEÑOS
Mar Mar 31, 2015 7:13 pm por Houl

» TODO POR TU AMOR
Mar Mar 24, 2015 4:48 pm por Houl

Actualizaciones de FanFics, Noticias~ Y más!
K-Poper conectados ;3
K-Popers´s flags~
Calendario
Clock!!
Like en facebook~
Follow me
Instagram
Nuestros usuarios!~
Afiliados~


Botón de afiliados~
Código de afiliación^^

MI MASCOTA

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

MI MASCOTA

Mensaje por Houl el Miér Mar 18, 2015 4:26 pm

Autor@: Houl
Advertencia: Ninguna
Capítulos: Indefinido
Genero: Romance, Comedia y Drama
SINOPSIS
Muchas veces en la vida damos cientos de giros, como si fuéramos amantes de los juegos extremos. Un día podemos encontrarnos en la cima del mundo, pero en otros días sin darnos cuenta aparecemos en el mundo subterráneo, donde las personas han olvidado como aferrarse a las oportunidades, para volver a tocar el inigualable cielo con las manos. Tras pasar varios años en el resplandor del cielo, habías olvidado como solía ser el significado del dolor. Pero un día sin que la vida te lo advierta perderás tu horizonte, llegando a despertar en un mundo que nunca antes había sido percibido por tus sublimes ojos. Por haber poseído siempre una infinita bondad y un cariño inmenso hacia tu mascota, se te presentara la buscada oportunidad embestida en cuatro patas delicadas, con finos bigotes y una cola tan ágil como el pez en el agua. Aquella valiosa oportunidad traerá consigo lo que siempre habías estado buscando, un amor especial, único y maravilloso, como los rayos luminosos del sol que ilustran la bella sonrisa de los niños soñadores. El amor que llenara tus días de alegría, magia, aventuras, lo que más lo caracteriza tremenda locura y diversión tal como lo habías pintado en tus locos sueños.
Por_Houl

Houl
♀ Lector Aprendiz~ ♂ ツ
♀ Lector Aprendiz~ ♂ ツ

Mensajes : 32
Puntos : 48
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 17/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: MI MASCOTA

Mensaje por Houl el Jue Mar 19, 2015 4:42 pm

CAPITULO 1: El día esperado.
Desnuda entre un millón de personas, si definitivamente, era así como te sentías al estar a solo un metro de su presencia. Cada vez que tu mirada se estancaba en los rasgos finos, divinos y lindos que el poseía, creías oír con claridad los latidos de tu corazón como las retumbantes campanas de una iglesia. Lo habías amado desde la infancia, durante todo ese tiempo habías sido experta en el arte del misterio, tu corazón era un misterio, un corazón oculto, un corazón jamás correspondido. El cuál ya estaba cansado de vivir enjaulado, ansiaba tanto agitar sus alas para volar en el ancho cielo, llamado amor. No podías esperar otro minuto más, ya lo habías decidido, hoy sería el día de la confesión, el día esperado…Fue así que suspiraste profundo, alzando lentamente la mirada lo viste tan reluciente como el sol, así era el para ti algo inalcanzable, al menos hasta hoy. Sostuviste fuertemente con las manos la carta que habías escrito línea por línea toda la noche, en esas sinceras palabras iba reflejado tu inocente amor, sin duda eras una joven con espíritu de niña. Estando a corta distancia de él, asentiste segura de ti a la vez que sonreías con la tierna sonrisa que te caracterizaba, con las manos temblorosas te animaste a dar el primer paso, al estar a punto de avanzar con tu otro pie algo te detuvo, mas solo te quedaste sorprendida al ver a tu adorado gato frente a tus pies, escuchaste curiosa su dulce maullido, viéndolo con fijes dijiste- ¡Terry! ¿Qué haces aquí? ¿Viniste a recogerme del colegio?-Cuestionaste sonriente, mas luego te quedaste pasmada al oír hablar a tu gato.
- Gato-Vine a salvarte-Respondió el preocupado
-Tú- Te…rry… ¿Desde cuándo tú hablas? ¿Salvarme? ¿De qué?-Pronunciaste alarmada.
-Gato- De tu destino…Por ninguna razón entregues esa carta. Por favor no lo hagas, no debes ¡hacerlo!-Exclamo desesperado.
-Tú- ¡¿Qué…?! Terry. ¿Dime qué sucede? ¿Por qué me pides eso?- Lo interrogaste intrigada, no podías comprender lo que ocurría.
-Terry- Por tu bien…no quiero que te pase nada malo. Tú eres como una hermana para mí, esa hermana a la que quiero tan…to…Ahora que puedes oírme quiero que lo sepas. Somos una manada, una familia, yo estoy muy feliz de pertenecer a esta hermosa familia- Dijo con una extrema calidez en su mirada. Al haber escuchado esas hermosas palabras una sonrisa grata se plantó en tu rostro, no podías creer lo que oías, tu corazón no pudo sentirse más feliz, llenándote de ternura inclinaste tu cuerpo hacia adelante, para así sentarte sobre tus pantorrillas, ese rato extendiste tus brazos para tomar con tus manos a ese tierno gato que querías tanto- A…y vasa matarme de ternura. ¡Yo te quiero mucho más!, mi adorado hermanito, no sabes lo feliz…que me hace oír esas dulces palabras- Estando muy contenta le diste un fuerte abrazo al concluir esas sinceras palabras, ese momento era tan mágico, realmente te sentías muy dichosa, pero… la vida no siempre suele ser maravillosa, sin que pasara un segundo más de la nada se oyó una voz que llamaba, gritando tu nombre a lo lejos hizo que despertaras de un hermoso sueño. Cuando finalmente despertaste viste nuevamente frente a ti a tu querido gato, el cual lentamente cerró y abrió los ojitos, viéndote como siempre con una calidez extrema, ese instante solo sonreíste, cuestionándole después.
-Tú- ¡Terry! ¿Quieres una lata de atún?- Esperaste su respuesta ansiosamente ya que sabias que el enloquecía por el atún, fue así que esperaste a que el hablara como lo había hecho en tus sueños. Pero lamentablemente no fue así, escuchando otra vez su dulce maullido suspiraste profundo, con tus ojos tristes dijiste- Era demasiado bueno para ser verdad. Como me hubiera gustado tener un hermanito con quien charlar, pero ni modo. Solo fue un bello sueño y nada más-Concluyendo con lo dicho giraste la cabeza para divisar el reloj, el cual reposaba sobre el velador que tenías a lado de la cama, ese rato te sorprendiste al ver la hora, poniéndote alarmada dijiste- ¡Bien! Es hora de ¡levantarse!- Exclamaste animada dando al mismo tiempo un salto de la cama, a la vez que habías tomado en brazos a tu querido gato. Sintiendo emociones de felicidad inmensa y nerviosismo extremo comenzaste a bailar dando vueltas con tu gato, entretanto que gritabas-! Si…! Hoy es el día esperado. No volveré a ser cobarde otra vez. ! Nunca!, !nunca! mas-Al haber perdido el equilibrio caíste junto a tu gato, sobre la alfombra de la habitación. En el transcurso de aquel suceso, tu abuelo te había contemplado negando la cabeza reiteradas veces, mas solo en su mente decía “Otra vez ya le dio su locura. Esta mi hijita… otra vez va llegar tarde. Sera mejor apurarla”-Sin esperar más dijo en voz alta.
-Abuelo-! Mira la hora! ¿A qué hora piensas ir a tu colegio?-Pregunto seriamente. Al escuchar lo que decía tu abuelo te desesperaste diciendo.
-Tu-Oh…! No! !Llegare tarde! Appa lo siento, se me fue la hora. ! Me alistare de volada!-Dicho esto corriste hasta tu armario para retirar de este tu uniforme, mientras que tu abuelo se retiraba de la habitación, encaminándose después a la cocina para guardarte el desayuno en una lonchera, no quería que pasaras hambre ni un solo día, el amor de padre que el tenia hacia ti, sin duda era tan inmenso como el océano. Tú eras su tesoro más preciado, él lo era todo para ti, esa era su realidad ambos solo se tenían el uno al otro.
Sin que pasara un minutos más, saliste disparada de tu cuarto como una bala letal, a la vez que exclamabas mirando a la cocina.
-Tu- !Appa…! Ya estoy más que lista. Me voy…-Esperaste que saliera de ahí con tu lonchera especial, mas solo escuchaste una voz que venía de la puerta de la casa, no podías negarlo él siempre te sorprendía, ese era su don, tu hábil abuelo ya te había estado esperando en dicho lugar, el cual dijo apurado.
-Abuelo-Ya te he ganado, llevo una hora esperando aquí-Dijo todo dramático.
-Tu-Ajajaja. Appa… siempre tan genial. Ojala pudiera ser tan lista como tú-Pronunciaste señalándole con el dedo índice a la vez.
-Abuelo-Aigo…Claro que lo eres hijita, sacaste lo mejor de mí-Dijo frotándose el mentón todo orgulloso, de ti, al cabo de un segundo extendió el brazo, para entregarte la lonchera que había preparado con tanto esmero.
-Tu-!Si!. Appa somos…lo !máximo!. Oh gracias…mmm ya puedo saborearlo, apenas toque el timbre de recreo lo !comeré!-Exclamaste muy animada preparándote para salir corriendo, pero antes de eso, te acercaste hasta tu abuelo para así darle un cálido beso en la mejilla, al término de aquel dulce afecto, tu abuelo todo sonriente saco de su bolsillo la carta que habías escrito con desvelo, esta se encontraba envuelta en una cajita esplendorosa, extendiendo el brazo espero a que la sostuvieses, entretanto decía unas palabras para aconsejarte.
-Abuelo-Ya sabes lo que tienes que hacer. Si es lo que quieres hazlo sin miedo, arriesgarse es lo que vale, tener el coraje para hacerlo, no importa el resultado. Si es bueno será un buen camino hacia lo anhelado, pero si es malo será una lección aprendida, una experiencia que te ayudara a crecer y ser fuerte. ¿Entendido?-Espero tu respuesta con un gesto amable.
-Tu-Sí. Lo entiendo Appa. Gracias por siempre darme tu apoyo en todo, tú eres el mejor padre del mundo, siempre has sido como una madre, hasta eres para mí la mejor amiga, de esas a las que les puedes confiar to…do. Appa !te quiero mucho!-Al concluir lo dicho sostuviste la cajita con la diestra, más a la brevedad extendiste tus brazos para darle un fuerte abrazo, el cual correspondió muy contento, a la vez que decía-Mi querida hijita yo te quiero mucho !más!-Cuando se separaron de ese lindo abrazo, tu abuelo flexionando el codo formo un puño en la mano, manteniendo esa posición exclamo animado-!Figthing!-Viendo ese acto te llenaste de valor, ese rato asentiste segura de ti, al tiempo que salías corriendo a toda velocidad rumbo a tu colegio. Al estar cerca a la puerta de tu colegio diste tu corrida más veloz, viendo que el portero ya casi cerraba la puerta. Una vez dentro diste un salto de alegría, mientras decías.
-Tu-! Si! Que suerte…Justo a tiempo-Pronunciaste toda feliz, mas luego te pusiste seria al ver que el portero te miraba con rigidez, el cual todo autoritario dijo en voz alta.
-Portero-Que haces haciendo chacota. Ve a tu aula-Exclamo cruzando a la vez lo brazos. Tú al oírlo inclinaste el cuerpo, para realizar una venia de disculpa al tiempo que decías.
-Tu-Disculpe señor-Finalizando con lo dicho, te reincorporaste a tu posición, estando lista corriste hacia tu aula, pasando de largo a tu profesor, quien venía caminando, al verte como siempre corriendo solo negó con la cabeza una vez. Al estar dentro el aula caminaste hasta tu asiento sin mirar a nadie, ya que todos los que yacían en esos pupitres del salón, te detestaban por ser una chica de limitados recursos, quien permanecía en una de las más caros colegios, gracias a las influencias de su abuelo. Si así era el, tu abuelo había luchado siempre por darte la mejor educación, pero la condición estricta para que te quedaras en ese colegio, trataba de que formes parte del servicio de limpieza del lugar. Como era de costumbre al dirigirte hacia tu pupitre todos te miraron con desprecio, más a ti no te importaba, ellos eran considerado para ti personas sin corazón, tal cual como los maniquís, de hecho así era como los llamabas. En esa aula tú te sentías la única en la clase los demás no importaban, solo había una persona que llamaba tu atención, el chico que te gustaba, lamentablemente él era de otro salón. Al estar sentada en tu asiento, viste entrar al profesor, mas solo sonreíste para aprovechar al máximo todas las clases que recibías todos los días en ese prestigioso colegio, era lo menos que podías hacer para seguir los buenos consejos que siempre te obsequiaba tu abuelo, sin duda eran los mejores regalos para ti. Cuando la clase dio por concluida, todos los alumnos comenzaron a salir rumbo al comedor, sabiendo que era la hora de comer tu esperado desayuno sonreíste contenta, dirigiéndote también hacia donde todos iban, más en tu mente pensabas “! Si! Es mi oportunidad para cumplir mi travesura jijiji” Una sonrisa tramadora se apodero de tus gestos faciales, mientras caminabas divisabas por los alrededores para ver si aparecía tu ángel, así era como llamabas al chico que formaba parte de tus sueños. Al estar por llegar a la puerta, hubo un cierto brillo fugaz en tus ojos, una tierna sonrisa volvió apoderarse de tus gestos faciales, sin duda habías visto frente a ti a la persona que hacia acelerar los latidos de tu joven corazón, el sin siquiera mirarte entro a la sala del comedor junto con su grupo de amigos, ese instante asentiste decidida mientras dabas un leve suspiro, al tiempo que llevabas la diestra a tu bolsillo, para sacar de este la cajita del amor que habías preparado con la ayuda de tu abuelo, sujetando firmemente esta te asomaste a la puerta, divisando a lo lejos aquel chico lindo que te tenia a como niña en un parque de diversiones, sin pensarlo más calculaste la distancia para dar tu lanzamiento certero, eso era algo de lo podías presumir, definitivamente eras experta en lanzamientos de beisbol. Fue así que te impulsaste haciendo los correspondientes pasos previos para el lanzamiento, a los pocos segundos dejaste escapar la cajita de tus manos como un potente tiro al blanco. Pero viendo el resultado de tu hazaña quedaste boca abierta, sin duda no habías medido tu fuerza, y más aún le habías dado justo en la cabeza haciendo que el chico cayera tirado en el piso junto con su bandeja de comida, la cual lo dejo totalmente empapado. Al ver lo que habías hecho ascendiste las manos para cubrir con estas tu boca, al tiempo que exclamabas en voz baja-!Oh no!.
Continuara…
Por_Houl

Houl
♀ Lector Aprendiz~ ♂ ツ
♀ Lector Aprendiz~ ♂ ツ

Mensajes : 32
Puntos : 48
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 17/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: MI MASCOTA

Mensaje por Houl el Sáb Mar 21, 2015 4:29 pm

CAPITULO 2: La pesadilla…
Al ver lo que habías hecho ascendiste las manos para cubrir con estas tu boca, al tiempo que exclamabas en voz baja-! Oh no!- ese instante al descender tus brazos un mala sensación invadió tu corazón, haciendo que todo tu cuerpo se paralice, no podías comprender lo que te pasaba, mas solo en tu mente recordaste las advertencias que habías escuchado en tu sueño. Tal como lo había presidido tu gato, cosas malas empezaban a pasarte. Aun así en tu interior comenzabas a suplicar a Dios, todo lo que deseabas era que tu ángel se encontrara libre de peligro “Diosito ayúdeme…Por favor no dejes que le pase nada malo, te lo suplico…Mi intención nunca fue lastimarlo de esa forma. Señor confió en ti, confió en que no me desampararas y no dejaras que le pase nada malo” Ese momento cerraste los ojos, para dejarlo todo en manos de Dios, tu fe fue tan grande que a los pocos segundos escuchaste eufóricas voces de alegría.
-Muchacho- ¡Yihu! ¿Estás bien? Al fin despertaste…Temíamos de que no lo hicieras-Dijo uno de sus amigos.
Mientras tu suplicabas todos los estudiantes se habían alarmado al presenciar ese acto, y más aún los amigos de Yihu, fue así que corrieron al botequín de primeros auxilios para extraer de este un frasco de alcohol, para así asomarlo a la nariz del ángel de tu corazón. Gracias a tus suplicas Yihu pudo recobrar el conocimiento, el cual encontrándose desorientado miro a los rostros conocidos de sus íntimos amigos, quienes alegres no tardaron en ayudarlo a levantarse, llevándolo después hacia una de las sillas para que reposara. Al haber observado aquel magnifico suceso, una tremenda alegría hizo que salieras de ese estado en que te encontrabas, pudiendo así reflejar una cálida sonrisa en tu rostro. Pero pocos segundos duro esa dicha que sentiste al verlo perfectamente bien, uno de los amigos de Yihu no dudo en buscar el causante de lo ocurrido, el cual lleno de rabia dijo en voz alta.
- Muchacho- Yihu no te preocupes. Nosotros encontraremos al responsable de esto. ¡Te juro! que le haremos pagar con sangre, no solo lo expulsaran, sino que también le daremos su ¡merecido! –Pronuncio todo decidido. Sin que se diga una palabra Yihu sintiéndose mucho mejor se paró todo curioso, acercándose luego a la escena de lo sucedido, se inclinó lentamente para sentarse sobre sus pantorrillas, viendo la cajita del amor que yacía en el suelo, extendió su brazo todo intrigado, sujetándola con su diestra después, pudo notar que en la cara superior de la cajita decía “Leelo…”, llenándose más de intriga rápidamente abrió la cajita del amor, la cual desprendía un atrayente aroma que le hacía muy familiar, ese instante como si una parte de el supiera el significado de ese recuerdo, una sonrisa enternecedora se plantó en sus lindas facies. Sus amigos al presenciar ese acto se miraron extrañados, más uno de ellos alterado dijo.
-Muchacho- Yihu. ¿Qué haces? Muéstranos eso que tienes ahí- Sin pedir el permiso de Yihu, se lo arrebato de las manos atreviéndose así a leer el contenido de la carta.
-Yihu- ¡Hyung! Dame eso. No tienes derecho a leer mis cosas privadas- Pronuncio molesto ante tal atrevimiento.
-Muchacho- Claro que tengo derecho. ¿Acaso se te olvida que yo soy el líder del grupo? Además, ¿no quieres saber quién atento contra tu vida?-Cuestiono mirándole con fijes, mas luego al leer las ultimas letras contenidas en la carta, sonrió curioso al tiempo que decía- Vaya, vaya atentamente (tu nombre) del salón A. ¿Quién es (tu nombre)?- Dijo mirando a sus amigos, quienes al escuchar la interrogativa negaron con la cabeza al no saber quién eras. Pero no falto alguien que revelara tu identidad, una chica que formaba parte de tu salón dijo con toda seguridad.
- Muchacha- Yo sé quién es ella. Ustedes también deben conocerla. No por su nombre claro, sino por su oficio en este establecimiento. No es más que la conserje del colegio, ya saben la pordiosera- Dijo en tono burlesco. Sabiendo de tu identidad, todos los amigos de Suho invadieron el lugar con sus tremendas carcajadas, comenzándose a burlar de él.
-Muchacho 1- Ajajaja. Con que la pordiosera decidió confesarte su amor. ¿Dime ahora saldrás con ella?-Lo interrogo aguantándose de la risa.
-Muchacho 2-Ya sé. Pueden encontrarse cada día a la hora del aseo- Pronuncio partiéndose de risa.
-Muchacho 3- Pero esperen, raro amor el de ella. El día en que se confiesa a su amado, casi lo mata. Sí que es un amor peligroso. ¡Jajaja!- De sus labios salió una explotante carcajada.
-Muchacho 4- Pobre… Yihu. Oye tienes que tener cuidado con ella es una chica peligrosa. ¿Eh? Si de esa forma demuestra su amor, no me imagino que te haría el día en que la pongas furiosa. Mínimo estarás cien metros bajo tierra. ¡Ajajaja!. Ay mis costillas…- Dijo sonriente al tiempo que posaba su mano sobre tórax. Sin duda Yihu se sintió avergonzado al descubrir quien eras, en ese momento su corazón comenzó a odiarte, fue así que sentimientos de desprecio y venganza se aferraron a su interior, cambiando así su semblante amable por uno frio y despiadado.
*Minutos antes*
La angustia de saber que corrías el riesgo se ser expulsada del colegio, te puso preocupada. Ese momento sentiste intensas ganas de llorar al solo imaginar la decepción que tendría por ti tu abuelo, ese instante tus manos comenzaron a temblar del miedo, al tiempo que tus ojos se mostraban sollozantes. Como una ola cálida que da tranquilidad, sentiste unas manos maternales posar sobre las tuyas, a lo cual desviaste la cabeza con incertidumbre para saber de quien se trataba.
-Señora- Pequeña, es mejor que te escondas. Antes de que comiencen a buscarte. Ve a ponerte a salvo a tu casa. ¿Sí? Por tu bien hazme caso, yo comentare de esto con el director, es el amigo de tu abuelo, no te preocupes. Por el momento es mejor que vayas a casa, mañana todo se solucionara. Vamos te acompañare a la salida, respira profundo. Hay que hacer de cuenta que no pasa nada- Dijo preocupada, a la vez que jalaba de tu mano para que la siguieras. Al oír lo que ella comentaba te sentiste más tranquila, tenías la esperanza de que todo saldría bien, obsequiándole una grata sonrisa, la seguiste al mismo tiempo que decías.
- Tú- Muchas gracias…señora Dae. En verdad se lo agradezco mucho- Dicho esto inclinaste el tronco para expresar tu gratitud, volviendo a tu posición la seguiste haciendo lo que ella te había indicado. Recorrieron disimuladamente el colegio hasta llegar a la grande puerta, estando ahí ella como una madre sostuvo tus manos entre las suyas, a la vez que pronunciaba.
-Dae- Pequeña. Ve con cuidado. Ya verás que mañana todo estará bien. No te preocupes por eso-Concluyo esas palabras asintiendo amablemente con la cabeza, expresando seguridad.
-Tú- Señora Dae. Una vez ¡muchas gracias!- Extendiendo tus brazos le diste un fuerte abrazo, a lo cual ella correspondió alegremente. Después de despedirte de ella saliste de ahí más tranquila agradeciendo a Dios por la ayuda que te mando desde el majestuoso cielo “Diosito gracias por poner a la señora Dae en mi camino. Confió en que mañana será un gran día. Aunque realmente estoy nerviosa…muero por saber si me responderá la carta. Espero que si lo haga. Ay…espero que sí...” Apretaste los puños ansiosa porque se cumpliera tu deseo, tal como una niña esperando el regalo de navidad. Mientras caminabas rumbo a tu casa escuchaste asustada la voz de la señora Dae que gritaba- ¡Corre!...
Continuara…
Por_Houl




Houl
♀ Lector Aprendiz~ ♂ ツ
♀ Lector Aprendiz~ ♂ ツ

Mensajes : 32
Puntos : 48
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 17/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: MI MASCOTA

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 3:50 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.