Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» TODO POR TU AMOR
Sáb Abr 25, 2015 11:54 pm por Houl

» * LUCHANDO POR ALCANZAR TUS MAS LOCOS SUEÑOS *
Sáb Abr 25, 2015 11:52 pm por Houl

» *POR SIEMPRE JUNTOS*
Sáb Abr 25, 2015 11:43 pm por Houl

» TODO CAMBIO DESDE QUE TE CONOCÍ
Sáb Abr 25, 2015 11:29 pm por Houl

» POR SIEMPRE JUNTOS
Sáb Abr 18, 2015 11:29 am por Houl

» LUCHANDO POR ALCANZAR TUS MAS LOCOS SUEÑOS
Mar Mar 31, 2015 7:13 pm por Houl

» TODO POR TU AMOR
Mar Mar 24, 2015 4:48 pm por Houl

Actualizaciones de FanFics, Noticias~ Y más!
K-Poper conectados ;3
K-Popers´s flags~
Calendario
Clock!!
Like en facebook~
Follow me
Instagram
Nuestros usuarios!~
Afiliados~


Botón de afiliados~
Código de afiliación^^

TODO POR TU AMOR

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

TODO POR TU AMOR

Mensaje por Houl el Miér Mar 18, 2015 4:29 pm

Autor@:Houl
Advertencia: Ninguna
Capítulos: Indefinido
Genero: Romance, Comedia Y Drama
SINOPSIS:
Hay facetas amargas de nuestras vidas que pueden dejar huellas en nuestros corazones, que son difíciles de borrar pero no imposible, con el más sincero amor pueden ocurrir milagros, todo es cuestión de fe en Dios, él lo puede todo. Es así que he aquí una joven decepcionada del amor, a la cual la suerte siempre le dio la espalda. Todos los hombres que conoció siempre han aumentado más su odio hacia ellos, es por esa razón que llego a juntarse cada vez más con mujeres con las cuales se sentía feliz tanto que sus sentimientos hacia ellas llegaron hacer más allá de una amistad. Pero un chico que nunca imagino llegar a conocer, hará todo por tener su amor. ¿Y se preguntaran quien es ella?, pues nadie más que tú.
_Por Houl

Houl
♀ Lector Aprendiz~ ♂ ツ
♀ Lector Aprendiz~ ♂ ツ

Mensajes : 32
Puntos : 48
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 17/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: TODO POR TU AMOR

Mensaje por Houl el Jue Mar 19, 2015 4:39 pm

CAPITULO 1: En busca del amor.
Muchos creen que el amor a primera vista existe, pero para tu corazón no existe tal cosa porque la vida te demostró todo lo contrario, gracias a eso aprendiste a juzgar, valorar y querer a las personas por como son en el interior y no por lo que aparentan físicamente. El alba se había presentado cubriendo el cielo de hermosos colores, pues ya anunciaba la venida del sol, saliendo este de su escondite sorprendió al cielo con su bella claridad. Una tremenda paz reinaba en tu habitación cuando algo rompió con esa tranquilidad, si, tu despertador hizo que vuelvas a la realidad de un hermoso sueño del que no querías despertar. Abriendo tus ojos refunfuñaste- Te odio…Ay siempre interfiriendo con mis sueños. Cállate ya te escuche…- Golpeaste con la diestra el despertador al exclamar esas palabras, ascendiste tus manos a la altura de tu cabeza al tiempo que a bostezabas, giraste después tus piernas hacia el borde de la cama para ponerte de pie, posteriormente caminaste hacia el poster que tenías pegado en la pared, estando próximo a este acercaste tu rostro para depositar un beso en los labios del chico que estaba plasmado en la imagen, te alejaste lentamente después, con una sonrisa en tus labios diciendo a la brevedad- Buenos días Hyde, mi sexy esposo. A…- Suspiraste feliz, dirigiéndote a tu cama dijiste- Bien! Hora de mis deberes. Ay pero antes iré al baño, uy ya me hago…-Corriste rápidamente hasta el baño, después de hacer tus necesidades fuiste donde tu radio, poniendo tu canción favorita de Vamps – Ahead, comenzaste a ordenar tu cuarto al ritmo de la canción sintiendo la música, al momento de barrer sostuviste la escoba como si tocaras la guitarra, cantando a todo sentimiento. Cuando terminaste de asear tu cuarto, te encaminaste al cuarto de tu mamá junto con tu radio portátil, abriendo la puerta exclamaste- Omma…, oh ya despertaste- Dijiste al ver vacía su cama, pasando rápido al interior de la habitación de tu madre, estando dentro exclamaste en voz alta- Omma…estas en el baño?- Preguntaste curiosa, luego al ver el velador cerca de la cama de tu mamá te aproximaste para dejar sobre este tu radio portátil, nuevamente te pusiste a limpiar su habitación, empezando por tender su cama, tu seguías cantando alegre más rato escuchaste abrir la puerta, alzando tu vista hacia la puerta muy sonriente dijiste- Buenos días linda mamita. Dormiste bien?- Fuiste hasta ella para darle un tierno besito en su mejilla, ella reflejando alegría en su rostro dijo.
-Mamá- Si hijita linda dormí muy bien…Tu también dormiste bien?- Preguntó atentamente con una cálida sonrisa en su faz, asintiendo con una gran sonrisa le respondiste tú, ella contenta acaricio tu rostro a la vez que decía.
-Mamá- Que bueno…mi hijita, iré a preparar el desayuno si?- Sonrió dulcemente.
-Tú- Bien mamita, yo hasta mientras terminare con el aseo de la casa. Luego debo ir de compras con Yeong- Exclamaste feliz, no podías evitar sonreír cuando hablabas de ella. Yeong era tu mejor amiga con la que adorabas pasar el tiempo, al principio la querías como una hermana pero cada vez que la conocías más tus sentimientos por ella crecían yendo más allá de la amistad, el haber experimentado tantas decepciones de los hombres hizo que los detestaras más, desde entonces solo pasabas el tiempo con chicas. Al lado de tu amiga te sentías feliz, poco a poco te diste cuenta que te habías enamorado de ella la amabas en silencio, no tenías el valor para confesarle tus sentimientos. Este día estabas decidida a confesarte ya no querías callar más ansiabas vivir la magia del amor junto a ella. Al escucharte tu mamá asintió sonriente, saliendo de la habitación se fue a la cocina. Cuando concluiste con la limpieza de tu casa, te dirigiste al baño para tomar una ducha, al terminar de cuidar de tu higiene te condujiste a tu habitación para alistarte. Estando bien lista te encaminaste hacia la cocina donde se encontraban tu omma, lentamente entraste al tiempo que pronunciabas.
-Tú- Mamita ya termine. Te ayudo en algo?- Preguntaste animada.
-Mamá- Gracias hijita pero ya termine, llegaste justo a tiempo. Vamos a comer…-Dijo alegre poniendo el desayuno sobre la mesa. Felices se sentaron a comer, estando ya satisfecha habías acabado tu desayuno, agradecida dijiste.
-Tú- Mamita gracias…estaba delicioso, ahora iré a hacer las compras si?. Volveré mas tarde- Exclamaste alegremente.
-Mamá- Está bien mi hijita, ve con cuidado. Cuando vuelvas quiero que hablemos de algo importante si?- Te miro atentamente.
Tú- Eh…, de acuerdo mamita, volveré lo más rápido que pueda- Al concluir lo dicho, te trasladaste hasta el baño para cepillarte, saliendo apurada tomaste tu mochila, yendo hasta la puerta saliste de tu casa para ir hacia la avenida, esperaste a que apareciera el bus. Cuando este vino a tu encuentro hiciste que se detuviera subiendo al bus te sentaste en el último asiento, con tu diestra sacaste tu celular de tu bolsillo para ver la hora- Aún es temprano, ash me siento nerviosa…Tranquila, tranquila…debo ser fuerte y mantener la calma es hoy o nunca- Exclamaste decidida, de pronto miraste por la ventana te diste cuenta de que ya habías llegado, con prisa te levantaste gritando- Oh señor pare por favor!- El señor al oírte freno de golpe, haciendo que los que iban parados se fueran adelante , al percatarte de que todos eran chicos una sonrisa maliciosa se dibujó en tu semblante “Castigo divino” dijiste en tu mente. Velozmente caminaste hasta la puerta, mientras caminabas oíste las quejas que susurraban esos chicos, ese instante exclamaste en voz alta- Los escuche, cobardes porque no me lo dicen de frente!. Que soy un idiota, tonto y estúpido?, eso lo serán ustedes!, porque no se sostuvieron bien cuando freno el bus, que? Acaso tenían pajaritos volando en sus cabezas?, claro como son idiotas, tontos y estúpidos es lo más seguro- Exclamaste con rudeza todo aquello, mientras le pagabas al conductor, saliendo del bus después caminaste hasta la puerta del supermercado para esperar a Yeong, dirigiendo tu mano hacia el bolsillo de tu pantalón, sacando así tu celular te encontrabas observando la hora, viste que era en punto, habías llegado puntual. Contemplabas sonriente la portada que tenías en tu celular, en la que estaban Yeong y tú posando adorablemente, de repente algo te distrajo era Yeong que te saludaba amistosamente.
-Yeong- Y esa sonrisita?, que ocultas ahí?- Cuestiono curiosa, al ver que guardabas nerviosamente tu celular.
-Tú- Después te lo mostrare, vamos entremos a hacer las compras, se nos hará tarde- Dijiste aun nerviosa.
-Yeong- Está bien. Debo contarte algo importante. Te lo diré adentro vamos…-Asintiendo pensativa entraste junto a ella, a medida que cogían los productos, depositándolos luego al carrito de compras, ella comenzó a contarte.
-Yeong- Sabes me paso algo emocionante!- Dijo con una sonrisa radiante en sus facciones.
-Tú- Así?. Cuéntame que paso?- Te expresaste sorprendida, entretanto revisabas los productos.
-Yeong- Bueno, sabes que hay un chico que siempre me molesta no?. Bueno el ayer se me declaro- Al oírle dejaste caer una bebida en lata que sostenías con la derecha, no podías creer lo que acababas de escuchar, sentiste un dolor profundo en tu corazón, ella al verte riendo dijo.
-Yeong- Jajajaja, yo me puse igual cuando él me lo dijo- Relato alzando la bebida, depositándola después en tu carrito de compras. Seriamente sin poder mirarla dijiste tú.
-Tú- Y tu aceptaste?- Trataste de ser fuerte, para que ella no se diera cuenta.
-Yeong- Siiii, acepte ser su novia. El me gusta mucho y quiero encontrar la felicidad a su lado- Dijo toda sonriente con sus ojitos brillosos, como una puñalada en el corazón sentiste un gran dolor, ese momento solo querías desaparecer de ahí, tomando las últimas cosas que te quedaban por coger dijiste.
-Tú- Bien por ti. Disculpa debo dejarte ahora tengo prisa. Adiós- Corriste en dirección a las embolsadoras para irte lo más pronto de ahí, solo escuchaste que ella dijo extrañada.
-Que?! Espera!- Mas no le hiciste caso saliendo de ahí tomaste el bus rumbo al centro donde enseñaban Tae Kwon Do, tu amigo era el dueño del lugar, así que él te dio el permiso de venir cuando quisieras a entrenar. Para tu mala suerte los asientos estaban llenos te toco ir esta vez parada, junto con tus bultos que lo llevabas en la surda, mientras que con la diestra te sujetabas del agarrador, estabas sumergida en tus pensamientos solo querías gritar, te contenías de llorar amargamente. De pronto el bus freno de golpe, gracias a tus buenos reflejos te sujetaste bien, pero un chico que se encontraba sentado en el primer asiento por la distracción cayó hacia adelante, tú al verlo te aproximaste rápidamente para ocupar su asiente, él pensó que te acercabas a ayudarlo, pero renegó cuando te vio ocupando su asiento, molesto exclamo.
-Chico- YA! Como te atreves!, levántate yo estaba sentado ahí!- Dijo alterado.
-Tú- Tal como dijiste “Estabas…” sentado aquí. Y como dice el dicho “Al que va por semilla pierde su silla”, así que no fastidies- Exclamaste con rudeza nuevamente.
-Chico- Yo no he ido por nada, me caí accidentalmente. Que no fastidie?, tu eres el que fastidia idiota- Dijo molesto.
-Tú- Eso no es problema mío. Idiota serás tú, mira mejor cállate si no quieres que te haga llorar como niña a golpes- Lo viste fijamente con una mirada asesina, el al verte se puso pálido, y se alejó rápidamente. Seguías dolida y molesta contigo misma, cuando subió una señora mayor ese momento te pusiste de pie, cediéndole así el asiento a la vez que decías.
-Tú- Señora siéntese por favor- Exclamaste con amabilidad.
-Señora- Muchas gracias…Oh pero estas con bultos- Dijo preocupada, queriendo negarse.
-Tú- De nada, llegare pronto no se preocupe- Le dedicaste una sonrisa cálida, la señora muy agradecida acepto sentándose en dicho asiento. Aquel chico con el que habías discutido se quedó perplejo por tu cambio de actitud, después de unos minutos llegaste a tu destino, pidiendo al conductor que se detuviera, te aproximaste para cancelar al chofer, bajando luego del bus, te encaminaste al centro de tu amigo. Una vez dentro dejaste tus cosas en los vestidores, con tu traje de lucha te dirigiste al área de entrenamiento a entrenar duramente al tiempo que las lágrimas escapaban por tus ojos, recorriendo así por tus mejillas, esos momentos gritaste derramando incontables lagrimas para desahogarte, después de unas horas caíste rendida al suelo, mas luego te sorprendiste cuando viste que alguien te extendía una bebida, al ver que era tu amigo limpiaste las lágrimas que aun delataban tu dolor, el al verte así se puso triste, sentándose a tu lado dijo.
-Amigo- Que paso ahora?. Ella te rechazo cierto?- Pregunto penoso.
-Tú- No es eso, ella no lo sabe, no le dije sobre mis sentimientos. Ella…tiene novio, está saliendo con ese estúpido que siempre la molesta. Ay como pude ser tan tonta, me hice falsas ilusiones fui tan tonta!- Relataste con lágrimas en los ojos, a la vez que tratabas de cubrir tu llanto con tus manos. Comprendiendo tu dolor dijo tu amigo.
-Amigo- Entiendo, se por lo que estás pasando, a mí me paso lo mismo con un chico, yo me enamore como un tonto de él, pero cuando me anime a confesarle sabes lo que me dijo?, que también tenía novia. Los dos corrimos con la misma suerte, pero al menos tu no expusiste tus sentimientos, es mejor que ella no lo sepa o sino vivirás lo que yo viví, el maldito ira con el cuento a todos y serás conocido como el gay rechazado del barrio, como yo lo fui. No quiero que pases por lo mismo, es mejor que la olvides. Ya verás que llegara un nuevo amor, ella simplemente no era la indicada, sé que en un principio es difícil pero ya pasara…Ahora ven dame un abrazo, no te he visto algunas horas y ya te extrañe, eres mi hermanita adorada…-Al exclamar lo último extendió sus brazos para recibir un cálido abrazo tuyo. Una leve sonrisa se dibujó en tu faz al oír esas palabras que te hacían sentir mejor, levantando tu tronco correspondiste a su cariño, dándole así un afectuoso abrazo al tiempo que decías- Sabes que tú eres la hermana que siempre soñé, eres la mejor hermana del mundo, no sé qué haría sin ti…Oh casi lo olvido mamá está esperándome debo irme ahora. Volveré mañana si?. Cuídate unnie, adiós…-Exclamaste levantándote con prisa, más el asintiendo dijo sonriente.
-Amigo- Tu unnie te estará esperando aquí, si no vienes mañana encontraras una unnie muerta de la pena. Ay niña de mi corazón no te pierdas si?- Dijo cariñosamente.
-Tú- No lo hare, volveré mañana no quiero quedar huérfana de unnie- Después de cambiarte fuiste corriendo a la avenida para tomar otra vez el bus que te conduciría a tu hogar. Entrando a este te sentaste en el último asiento, aun sentías ese dolor que te ponía sin ganas de nada, para tu mala suerte todas las personas que viajaban en el bus eran parejas de enamorados- Rayos!- Dijiste molesta, lo que más deseabas era llegar a casa y olvidar todo lo sucedido. Finalmente llegaste a tu hogar, cancelando al conductor bajaste del bus, dirigiéndote a tu puerta trataste de ocultar tu dolor para que tu mamá no se alarmara, ella no sabía que vivías enamorada de tu amiga. Una vez dentro fuiste al cuarto de tu mamá, con una bandeja en las manos, sobre este reposaba un vaso de agua junto con su medicina, si, tu mamá estaba mal del corazón una impresión fuerte agravaría su situación, es por esa razón que no te atrevías a contarle sobre tu orientación sexual. Empujando la puerta que estaba abierta dijiste.
-Tú- Mamita ya llegue perdóname por tardar, fui a visitar a unnie ya sabes cómo es ella de entretenedora- Exclamaste sonriente, entretanto depositabas la bandeja sobre el velador.
-Madre- Está bien hijita. Y como esta Junho, bueno unnie?- Sonrió al confundirse aún no se hacia la idea de que él era gay.
-Tú- Ella está bien! Alegre como siempre. Así también compre todo lo necesario mamita- Afirmaste con seguridad.
-Madre- Que bien hijita. Bueno te dije que quiero hablar de algo importante. Es sobre tu novio quiero conocerlo hija, ya llevas tres meses enamorada de él, ya es tiempo de que lo conozca, no sé cuánto tiempo más pueda acompañarte en el camino de tu vida hijita, por eso quiero llevarme el recuerdo de verte feliz con tu amor verdadero, es lo que más quiero en esta vida que seas feliz…-Exclamo con sus ojitos humedecidos tratando de sonreír con dulzura, tú te quedaste plasmada no sabías que hacer ya que durante tres meses le habías contado a tu madre que Yeong era un chico y era tu novio, debido a que ella sabía que andabas enamorada. El hecho de mentirle a tu madre te dolía hasta lo más profundo de tu corazón, pero era más tu deseo de no dejar que le pase nada malo al decirle la verdad, con lágrimas en los ojos dijiste.
-Tú- Mamita yo quiero que estés conmigo siempre…, siempre…Si?- Ese momento la abrazaste con fuerza mientras decías- Si mamita no te preocupes te lo presentare mañana mismo si es posible- Dijiste con toda seguridad para que estuviera tranquila.
-Madre- Gracias hijita, si quiero acompañarte toda tu vida y con la ayuda de Dios así será hijita. Y si mañana mismo quiero conocerlo, ansió conocer a ese muchacho- Sonrió emocionada al mencionar aquello.
-Tú- Si mamita así será…Bien! Iré a buscarlo ahora- La miraste con una cálida sonrisa.
-Madre- Si hijita, ve con cuidado- Dijo más tranquila, asintiendo tu saliste del cuarto, dándote cuenta de lo que habías hecho, quisiste golpear tu cara contra el muro- No, esa no es la solución- Dijiste negando reiteradas veces, desesperada quisiste sacarte los cabellos- Oh…ahora que hago…?
Continuara…

Houl
♀ Lector Aprendiz~ ♂ ツ
♀ Lector Aprendiz~ ♂ ツ

Mensajes : 32
Puntos : 48
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 17/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: TODO POR TU AMOR

Mensaje por Houl el Sáb Mar 21, 2015 4:27 pm

UN SUPUESTO AMOR
-Madre- Si hijita, ve con cuidado- Dijo más tranquila, asintiendo tu saliste del cuarto, dándote cuenta de lo que habías hecho, quisiste golpear tu cara contra el muro- No, esa no es la solución- Dijiste negando reiteradas veces, desesperada quisiste sacarte los cabellos- Oh…ahora que hago…?- Descendiendo tus manos cubriste tu frente con estos, tratando así de calmarte ese instante respiraste profundo. Al tranquilizarte un poco te encaminaste rápidamente al baño para tomar una ducha, estando lista te animaste a seguir con tus tareas cotidianas, encaminándote así hasta la puerta. Saliendo a toda velocidad te condujiste a tu otra rutina, llegando así a la avenida para esperar el bus que te llevaría a la casa de ese pequeño que querías como si fuera tu lindo hermanito. Al estar en dicha avenida esperaste un momento hasta que el bus llego extendiste la diestra para que este se detuviera, subiendo después a toda prisa. Luego de haber cancelado la tarifa divisaste un asiento vacío al fondo, al cual te encaminaste a paso ligero. Mientras te dirigías a dicho asiento algo distrajo tu atención, eran unas adolescentes que al ver que te asomabas comenzaron a reír con entonación, a la vez que te miraban detenidamente, al darte cuenta de lo que ocurría sonreíste levemente haciendo tu paso de chico cool, para sentarte en aquel asiento con cierta elegancia y distención. Estando sentada ahí permaneciste tranquila viendo por la ventana diferentes edificios, personas que caminaban empeñosas rumbo a un lugar, trataste así de entretenerte y olvidar por unos minutos todo lo sucedido. Todo iba tranquilo cuando de repente explotantes risas fluyeron por el lugar, haciendo que todos los que iban en el bus dirigieran sus miradas, hacia esas chicas que habían estado contemplándote en todo el trayecto del camino, a lo que tú te mostrabas perdida en tu propio mundo. Al cabo de un rato te animaste a echar un ojo disimuladamente para ver que hacían esas escandalosas adolescentes. Con solo una mirada te diste cuenta que ellas habían estado tomando fotos de ti de todos los ángulos posibles. Ante todo el acto una moderada sonrisa se dibujó en tus labios, al estar a punto de dirigir otra vez tu vista hacia la ventana pudiste observar que el chico de al lado te liquidaba con la mirada, a lo que tu correspondiste frunciendo las cejas reflejando intriga a la vez, mas solo en tu mente pensaste “¿Y este tonto?. ¿Qué rayos se trae?”. Viendo que aquel muchacho no cesaba de fulminarte con su mirada, lograste enfurecerte más girando bien la cabeza lo visualizaste frente a frente, para así hacer un choque de miradas el cual podía derretir el hierro puro. Por unos momentos ambos se asesinaron a través de sus ojos, cuando finalmente el chico desvió su vista al tiempo que decía.
-Muchacho- Eres detestable- Refunfuño entre dientes.
-Tú- Ja!. Gané el reto de miradas. Así es siempre los chicos como tú me dicen eso por pura envidia. ¿Y sabes que es lo mejor? Escucha la mejor parte. A mí eso no me afecta en lo absoluto, más bien siento pena por ellos…¿Y por qué? Porque me doy cuenta que no se quieren a sí mismos, por eso les dicen esas cosas a los demás- Pronunciaste esas palabras mirándolo con cierta seriedad. Todo lo que ese joven había escuchado de tus labios retumbaron en su corazón una y otra vez, no hizo más que quedarse callado bajando lentamente sus ojos tristes no tuvo valor para mirarte. Al verlo así comprendiste que con tus palabras habías tocado la profunda llaga de su corazón, ese rato ascendiste la diestra para despeinarte los cabellos, pues no pudiste evitar el sentirte desgraciada. Lentamente volteaste tu cabeza dirigiendo tu vista hacia la ventana, a la vez que cerrabas los ojos sintiéndote así apenada. Estando así por unos segundos frotaste tu mentón pensativa, mas luego decidida asentiste la cabeza una sola vez al tiempo volvías tu mirada en el- Muchacho. Oye bien lo que voy a decirte ahora…No es bueno pasarse la vida fijándose en los demás, eso no te servirá de nada. Debes aprender a aceptarte y quererte tal como eres…-Antes de que agregues algo más, él te interrumpió diciendo.
-Muchacho- Es fácil decirlo cuando eres apuesto hasta las patas-Exclamo aun molesto de su suerte.
-Tú- Como sabes que mis pies son lindos- Bromeaste en buena onda. Al escucharte el joven poso sus manos en su cabeza renegando mientras decía.
-Muchacho- Ish…presumido más de paso. En verdad tu…-No dejándole terminar la frase le palmeaste con la diestra en el brazo ajeno al tiempo que decías.
-Tú- Babo. Era broma…Ya veo que eres un chico de pocas pulgas, no aguantas una broma. Eh…Pues yo suelo ser igual. Ajajaja chócalas!- Pronunciaste sonriente tratando de animar el ambiente logrando así robar una sonrisa al jovenzuelo, que estando más en confianza ascendió su mano derecha para chocarla con la tuya-Ves así tienes que sonreír. Oh veo que tienes una simpática sonrisa, deberías sonreír más seguido. Y no eres para nada feo, nadie lo es. Todas las personas tienen su encanto, solo no saben que lo tienen, por esa razón es que poseen baja autoestima. A ti te falta descubrir tus encantos, además la belleza no está en la apariencia eso solo es pasajero y muy superficial. Lo que realmente importa es la belleza de tu alma. ¿Comprendes?-Esperaste atentamente su respuesta, a lo que el asintió sonriendo sinceramente- Ese es mi muchacho- Dijiste posando tu mano en el hombro del adolescente, mientras le sonreías cálidamente notaste que este suspiraba por una de las chicas locas, que habían armado alboroto minutos antes. Ya sabiendo el secreto del muchacho sonreíste con ganas, molestándolo después con leves empujones con el codo, en el brazo ajeno diciendo a la vez.
-Tú- Yeeeeiii. Ajaja te gusta esa chica. ¿Eh…?-Dijiste en voz baja, el al ver que le habías descubierto se sonrojo como un tomate maduro, cubriéndose después los cachetes con las manos dijo.
-Muchacho- Por favor….no vayas a decir nada a nadie…-Pronuncio en voz baja con desesperación.
-Tú- ¡Oye! ¿Me viste con cara de chismoso? Más respeto con tu Hyung. Eh…-Lo miraste fijamente al mismo tiempo que lo señalabas con el dedo índice. De pronto se oyó una voz que solicitaba la parada, ese rato te alarmaste al ver que ya habías llegado a tu ruta- Uy ya tengo bajar aquí. Como se me olvido. Señor espere yo también bajo aquí- Estabas a punto de alistarte para bajar, cuando te sorprendiste al oír lo que el chico decía.
-Muchacho- Yo también!- Dicho esto salió de volada del bus.
-Tú- Oh espérame- Saliste a toda velocidad tras el muchacho, una vez estando lado a lado preguntaste curiosa- ¿Vives por aquí?- Aguardaste a que respondiera.
-Muchacho- Si, así es. Justo en esa casa- Apunto con el dedo índice la casa donde tú siempre ibas a dar clases de guitarra a un niño que apreciabas mucho.
-Tú- Oh…Pero que menuda coincidencia dongsaeng. Yo también vengo siempre a esta casa. Es la primera vez que te veo. ¿O acaso faltaste a tus clases?-Lo miraste entrecerrando los ojos esperando su respuesta.
-Muchacho- Bueno es que hoy todos los tutores fueron al entierro del padre de uno de los profesores. Por eso es que salí más temprano de clases. Enserio Hyung- Asiento con toda seguridad.
-Tú- Entiendo. Es una pena pobre profesor- Dijiste triste mientras aguardabas a que el muchacho abriera la puerta de su casa, al estar abierta la puerta él te invito a pasar amablemente- Gracias dongsaeng. Apuesto a que ya bajara tu hermanito- Pronunciaste a la vez que divisabas la grada para ver si venia. Entretanto el joven te animo a que esperaras en la sala, mostrándote el sofá indico a que tomaras descanso en él, a lo cual aceptaste gustosa inclinando así tu cuerpo te sentaste sobre el sofá, mas luego observaste curiosa como el chico corría a la cocina. Sentada ahí solo esperaste a que volviera, mientras lo hacías recordaste el lio en el que te habías metido “Rayos de donde sacare un novio para mañana. ¿Qué hare…?” Dijiste en tu mente, cuando de pronto una idea loca ilumino tus pensamientos “Y si le pido al muchacho…” pensaste por unos momentos, mas luego negaste reiteradas veces con la cabeza “No él es muy chiquillo para ser mi novio falso, mamá pensara que soy una asalta cunas. Oh no…” Sin saber que más hacer ascendiste tus manos para cubrir con estos tu rostro. Pero una voz que te llamaba hizo que salieras de tus pensamientos, era el adolescente que te interrogaba curioso mientras dejaba la bandeja en la que reposaba sobre ella dos tazas de té exquisito, junto con una canastita de galletitas con muchos sabores.
-Muchacho- Hyung!. ¿Qué te pasa? ¿Te sientes mal?-Cuestiono preocupado.
-Tú- No pasa nada dongsaeng. No te preocupes. Pero…Wooo!. A qué se debe tantas atenciones- Dijiste sonriendo fascinada al ver las ricos postres que tenías en frente.
-Muchacho- Bueno es lo menos que puedo hacer después de lo que me enseñaste hoy. Sabes jamás nadie me había hablado de esa forma. Veras yo no hablo de estas cosas con mis padres, ellos no tienen tiempo para mi hermanito y yo. En verdad gracias por llegar a mi vida- Menciono esa palabras de todo corazón.
-Tú- Pequeño no tienes nada que agradecerme. Los hermanos están para eso, para quererse y apoyarse mutuamente. Tú ya eres como mi hermanito, así que no te preocupes yo cuidare bien de ustedes. A por cierto desde mañana empieza la misión cupido, te ayudare a conquistar a la chica de tus sueños- Al concluir lo dicho le guiñaste el ojo sonriendo a la vez.
Ese instante algo interrumpió la escena, era el más pequeñito de esa familia el niño a quien querías tanto- Hyung!-Grito cuando apenas te vio, bajando rápidamente las gradas corrió para darte un tierno abrazo a lo cual correspondiste dichosa al mismo tiempo que decías- Aquí estas! Pequeñín…hermoso. ¿Dime que haremos hoy?- Preguntaste entusiasmada.
-Niño-Tocar la guitarra!-Exclamo animado.
Las horas no habían sido suficientes para disfrutar de la compañía de esos maravillosos hermanitos, al ver la hora te pusiste triste pues te anunciaba que ya era tiempo de marcharte devuelta a la cruda realidad. No queriendo reflejar tu tristeza ante los pequeños, cambiaste tu semblante por una cálida alegría, con una sonrisa en tus labios dijiste.
-Tú- Ajajaja la pase genial…en verdad me divertí mucho. Vengan esos cinco!- Extendiste las manos animada, esperando a que ellos las chocaran, felices ellos chocaron sus pequeñas manos con las tuyas.
-Hermanos- Hyung. Hasta mañana. Ve con cuidado-Exclamaron contentos mientras agitaban sus manos para despedirse.
Ese corto tiempo que habías pasado con esos simpáticos niños te habían hecho olvidar tus problemas. Al salir de ahí caminaste pensativa con la mirada por los suelos, sin importar la ruta seguiste caminando hasta cansarte. Al estar cansada suspiraste pesado levantando lentamente la vista notaste que a pocos pasos del lugar donde te encontrabas yacía una pequeña plaza solitaria, no pudiendo mantener más tu paso fuiste a sentarte a uno de los bancos de la plaza, permaneciendo así por horas, cuando de la nada escuchaste una voz que te despertó a la realidad, era un chico que hablaba por celular. Tú al apenas oír esa voz giraste la cabeza en esa dirección a la vez que lo mirabas perpleja pestañando un par de veces “¿Y este como llego aquí?, ni siquiera me di cuenta. Sera mejor que vuelva a casa, con mi mente así vaya a saber uno donde llegare a parar. Si será mejor regresar…” Asentiste a tus pensamientos decidida mientras te alistabas para marcharte escuchaste lo que el joven decía por celular.
-Joven- Sí. Hyung ahora estoy yendo para allá- Antes de que termine de hablar se paró con fuerza apresurado, manteniéndose en esa posición continuo hablando- Entonces… ¿Dónde nos encontramos? ¿En qué dirección…?- Ese instante antes de que termine de preguntar tú lo interrumpiste diciendo.
-Tú- Amigo disculpa que te interrumpa. Pero desde aquí puedo ver tu trasero con claridad- Pronunciaste esas palabras aguantando la risa. Al escucharte se quedó paralizado por un instante, colgando después su celular llevo su diestra a su trasero para confirmar si era cierto que su pantalón se había desgarrado. Y si efectivamente era así, alarmado el joven volteo a ver el asiento al tiempo que decía.
-Joven- ¿Cómo paso?. No puede ser…Justo ahora…-Exclamo desesperado.
-Tú- ¿Cómo paso? Pues según veo. Tú te sentaste a este asiento que recién fue reparado con pegamento duro. Y que mala suerte ahora estas con trasero al aire-Dijiste tratando de no reír.
-Joven- Según veo que esto lo repararon hace poco, ya que el pegamento aún está fresco. ¿Tu desde cuando estás aquí? ¿Por qué no me advertiste? ¡Rayos!-Se desesperó aún más.
-Tú- ¡Oye! ¿Acaso me estas culpando a mí de tu desgracia? Mira esta simple vista que los trozos de ese asiento están recién pegados. No es mi culpa si andas distraído-Lo miraste molesta, mas luego te alegraste dentro de ti misma al ver que no habías sido tu quien corrió con esa mala suerte “Uy…más bien no fui yo. Yo también estuve andando distraída que ni siquiera me di cuenta de nada, de seguro mientras estaba sentada aquí pegaron los pequeños trozos que le faltan a este asiento. En verdad que estoy demasiado distraída” luego de hablar en tu mente ampliaste tus ojos al ver que un grupo de chicas venían por la plaza, ese rato advertiste al chico diciendo- Hey…Voltea vienen un grupo de chicas…-Exclamaste alarmada. Ese rato el muchacho giro lo más rápido que pudo poniéndose más nervioso al ver que esas chicas venían hacia ustedes. Entonces fue así que el empezó a caminar en retro acercándose más hacia a ti- ¡Oye! No acerques tanto tu trasero a mi cara, ¿lo estás presumiendo acaso?- Bromeaste en buena onda.
-Joven- Jajaja- Rio sarcásticamente- No bromees en momentos como este. Porque justo tienen que venir por aquí…-Menciono al ver que las chicas venían hacia ustedes.
-Tú- Oye tranquilo…Me estas poniendo nerviosa a mí también. Al menos no se rompió tu calzoncillo, sino sería peor. Aunque igual es de color blanco jejee- Reíste disimuladamente- Y además que tienen que vean tu trasero, eres hombre no creo que te pase algo si te ven. Si fueras chica sería más vergonzoso- Negaste reiteradas veces al imaginarte estar en la situación del desafortunado chico.
-Joven- ¿Qué dices? Claro que es vergonzoso para un chico mostrar su trasero a una chica. ¿Qué para ti no lo es?- Cuestiono curioso.
-Tú- Ajajaja. Si supieras que yo…Mejor no digo nada- Viendo que las chicas ya estaban más cerca, una traviesa sonrisa se dibujó en tu rostro, pues habías decidido jugarle una broma al chico- Hey! Chicas miren hay un tra…-Sin dejar que concluyas la frase el chico para que no le vieran su trasero rápidamente se sentó sobre tus piernas, ante tal acto tú te quedaste pasmada reaccionando después dijiste- Oye! ¿Quieres morir?! Levántate ahora mismo-Exclamaste furiosa.
-Joven- Por favor…Solo hasta que ellas se vayan. Te lo suplico…-Al concluir lo dicho junto las manos a la vez que formaba un tierno puchero con sus labios. Antes de que lo pienses te fijaste como las chicas pasaban viéndoles perplejas al tiempo que susurraban.
-Chicas- Que no les da vergüenza estar así en público…-Lentamente siguieron su paso observándolos asombradas. Cuando finalmente se fueron el joven se paró apenado pidiendo disculpas después dijo.
-Joven- Yo…lo siento…Por mi culpa nos juzgaron de esa forma. Gracias por ayudarme, jamás olvidare este gesto-Dicho esto expreso su gratitud con una venia de agradecimiento, mas luego volvió a pedirte otro favor al ver que llevabas puesto una chaqueta- Disculpa que te pida esto, pero podrías prestarme tu chaqueta por favor…Lo necesito para cubrirme-Se mostró desesperado aguardando tu respuesta.
-Tú- ¡¿Quieres que camine solo con una polera encima?! Yo soy un chico muy reserva…do…, no me gusta mostrar piel-Pronunciaste inconforme con la petición pero después de pensarlo bien sentiste pena por él, más luego respiraste profundo asintiendo después dijiste- Está bien te prestare, no me gustaría verme en esa situación. Toma- Dijiste al haberte sacado la chaqueta, alcanzándole después al muchacho.
-Joven- Oh muchas gracias!. En verdad te lo agradezco mucho-Una grandiosa sonrisa se reflejó en su rostro- Oh mejor me cubriré ahora, antes de alguien más me sorprenda así-Dicho esto se amarro la chaqueta a la cintura, cubriéndose así bien la parte trasera- Oh casi lo olvido…Discúlpame no me he presentado. Yo soy Lee Taemin de Shinee. ¿No sé si ya me conoces?- Pregunto sonriendo.
-Tú- ¿Taemin? Pues no. ¿Por qué habría de conocerte? Y no es necesario que agradezcas. Yo no te ayude para escuchar gratitud de tu parte. Tú ahora estas en deuda conmigo…-Lo miraste seriamente entrecerrando los ojos.
-Joven- ¿Eh? Bu…eno si tienes razón te debo una, amigo. No se cómo pagarte por todo lo que me ayudaste. ¿Dime que puedo hacer por ti?. Hare lo que sea- Cuestiono atentamente de forma amable.
Al oír lo que decía una sonrisa maliciosa se dibujó en tu faz sin dudarlo un segundo más dijiste.
-Tú- ¿Enserio lo que sea? Pues bien eso me gusta. Tu…desde ahora serás mi novio…-Pronunciaste seriamente mirándolo con fijes. El al oír lo que pedias se quedó inmóvil ampliando grandemente sus ojos respondió- ¡¿Qué?!
Continuara…

Houl
♀ Lector Aprendiz~ ♂ ツ
♀ Lector Aprendiz~ ♂ ツ

Mensajes : 32
Puntos : 48
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 17/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: TODO POR TU AMOR

Mensaje por Houl el Dom Mar 22, 2015 10:52 am

CAPÍTULO 3: Un dul…ce beso…
-Tú- ¿Enserio lo que sea? Pues bien eso me gusta. Tu…desde ahora serás mi novio…-Pronunciaste seriamente mirándolo con fijes. El al oír lo que pedias se quedó inmóvil ampliando grandemente sus ojos respondió.
-Taemin- ¡¿Qué?!-Exclamo asombrado.
-Tú- Lo que escuchaste…-Pronunciaste con firmeza a tu decisión.
-Taemin- ¿Enserió? ¿Hablas enserió?-Volvió a interrogarte sorprendido.
-Tú- ¡Sí! ¡¿Cuantas veces tengo que repetirlo?!-Gritaste impaciente.
-Taemin- Oye tranquilo…No es necesario que grites. No estoy sordo-Dijo con seriedad.
-Tú- Bue…-Antes de que termines de hablar él te interrumpió diciendo.
-Taemin- No por el hecho de que me ayudaste tienes derecho a tratarme así. Además yo soy tu mayor, debes hablarme con respeto niño…-Pronuncio con un tono retatorio mirándote con fijes.
-Tú- ¿Niño? ¡¿Yo?!- Exclamaste furiosa al tiempo que lo veías entrecerrando los ojos.
-Taemin- ¡Sí! ¡Pareces un niño chillón!- Se expresó con firmeza aun retándote.
-Tú- ¿Así? Con que crees que parezco un niño. Pues bien, eso me gusta. Prefiero ser un niño chillón a que ser un viejo aburrido como tú... ¿Oye abuelo no trajiste dulces para este lindo niñito?-Cuestionaste curiosa, mas luego reíste con levedad retándolo a la vez.
-Taemin- ¡YAH! ¿Viejo? Aigo tú en verdad me sacas de quicio. Y no, no traje nada, los niños traviesos como tú solo merecen mano dura…-Dijo frunciendo las cejas, al tiempo que se remangaba la manga larga de su polera, haciendo así señal de que iba a darte una lección.
-Tú- Oh…veo que tienes agallas abuelo. ¿Oye acaso crees que un viejo le ganaría a un niño que es cinta negra en Taekwondo? No lo creo…Si no quieres morir es mejor que te contengas viejo-Pronunciaste con toda seguridad, al mismo tiempo que le dabas una advertencia.
-Taemin- Wo…! Es increíble!- Exclamo mirándote asombrado, pero ese rato algo distrajo su atención, era el sonido de su celular que le recordó el esperado encuentro con su amigo, ese instante llevo su diestra a su bolsillo para contestar así la llamada a toda prisa.
*Llamada*
-Taemin- Hyung dime. Disculpa por haberte colgado, es que me paso algo inesperado…-Dijo apenado al recordar el suceso de hace un instante.
- Voz- ¿Tae que te paso? ¿Estás bien?-Pregunto preocupado.
-Taemin- Hyung estoy bien, no quiero que te preocupes. ¿Por cierto donde nos encontramos ahora?-Espero atento la respuesta.
-Voz- Que bueno que te encuentres bien. Mejor dime dónde estás tú. Yo ahora estoy en un taxi. Con gusto pasare por ti- Pronunció amablemente.
-Taemin- ¡Qué bien! Gracias Hyung. Justo ahora me quede sin dinero. Hyung me has salvado- Al finalizar lo dicho una grata sonrisa se reflejó en sus bellas facciones.
-Voz- De nada Tae. Bien donde estas exactamente-Cuestionó atento.
-Taemin- Oh sí. Estoy en la plaza…(Una plaza de Corea del Sur XD)-Dijo contentó.
-Voz- Vaya sí que estás de suerte hoy. ¿Adivina qué? estoy cerca de ahí. Aproximadamente estaré en 15 minutos, nos vemos- Se expresó alegremente
-Tae- ¡Sí!- Exclamo dichoso.
*Fin de la llamada*
Durante el transcurso de la llamada del mancebo, se te pasaron muchas ideas locas por la mente, en ese momento planeaste los lugares para tu cita familiar de mañana, ya que habías decidido que el seria tu novio falso, aquel fantástico hombre que tu mamá esperaba conocer, gracias a tus inventos en la mente de ella creaste al novio perfecto, al hombre jamás soñado, el cual solo podría ser un ángel caído del cielo. Cuando estableciste tus ideas, escuchaste las últimas palabras de la conversación del muchacho, a lo cual sonreíste con levedad diciendo después.
-Tú- Veo que tu salvación dragonal llegara más pronto de lo que imaginabas- Pronunciaste en tono burlesco.
-Taemin- ¡Sí! A me siento aliviado…Oh no tardará en llegar será mejor ir a esperar en la esquina de la plaza- Exclamo entusiasmado, al tiempo que se preparaba para caminar con prisa a dicho lugar.
-Tú- No tan rápido viejo. ¿Vasa dejar solo a este pobre niño indefenso? Además aun no hablamos sobre lo que decidí-Ibas a agregar algo mas pero él te interrumpió diciendo.
-Taemin- ¡Aish! ¿Vasa seguir con eso? ¿Me seguirás llamándome viejo? Ja ¿Niño indefenso? Dijiste que eras experto en Taekwondo. ¿Te refieres a lo de si acepto ser tu novio? Bue…no. Veras yo…-Sin dejarlo concluir con sus palabras, exclamaste autoritariamente.
-Tú- ¿Qué dices?. Eso ya está decidido. Dije que serás mi novio, en ningún momento te pregunte si querías o no. Y sí, te llamare viejo hasta el fin de tu existencia, de hecho pondré en tu tumba un letrero donde indique “Por siempre viejo”- Al concluir lo dicho reíste traviesamente- Así lo soy, muy…muy… experto en Taekwondo, solo dramatizaba. Suelo ser dramático en ocasiones. Bien iré directo al grano, mañana quiero que vengas bien puntual a esta misma plaza. Nos reuniremos a medio día. Así te presentare a mi madre. Bien. ¿Tienes alguna duda?- Lo miraste con atención.
--Taemin- No puedo creerlo. ¿En verdad quieres que seamos novios? Lo siento, no es que esté en contra de los gays, no quiero que lo tomes a mal, pero a mí no me gustan los hombres, me gustan las mujeres. Y me alegra saber que tu mamá te apoye, que bueno…en otras familias no lo entenderían- Comento contento de tu suerte.
-Tú- Ajajaja. ¿Es enserio? Ajaja. Eres gracioso. Escucha bien lo que voy a decirte. To…do…es falso, solo quiero que seas mi novio por una tarde. Y si mi mamá es una mujer maravillosa. Yo lo único que quiero es hacerla feliz. Así que te espero mañana aquí-Dijiste más tranquila al saber que tu problema ya estaba resuelto.
-Taemin-A…que alivio…Por un momento creí que en verdad tenía que ser tu novio. Bien entonces mañana estaré aquí sin falta. Pero espera tengo una duda. ¿Cómo tengo que vestirme para impresionar a tu mamá?-Cuestiono curioso.
-Tú- ¿Oye nunca has tenido una cita familiar? ¿Es enserio? Pues bien. Para impresionara a mi mamá, tienes que ponerte un traje de disco muy extravagante, bien ¡brilloso!, y con un peinado afro quedaras perfecto- Comentaste bromeando.
-Taemin- ¿Oh…enserio?-Te miro sorprendido, más luego escucho una voz que llamaba, ese instante giro su cuerpo en esa dirección viendo así que era su amigo Onew, al verlo se puso contento. Pero antes de que se fuera te acercaste a él, estando así aproximaste tu rostro a su cuello para susurrar en su oído.
-Tú- Y una cosa más. En realidad yo…soy una chica. A por cierto lindo trasero. Ajajaja- Volviendo a tu posición reíste ampliamente, al mismo tiempo te dabas la vuelta para marcharte del lugar. El al escuchar lo que dijiste se quedó estupefactado por un momento, al reaccionar después de unos segundos giro su cuerpo con rapidez para hacerte frente, pero solo vio como te ibas de la plaza subiendo al bus que te llevaría a casa. Después de cancelar la tarifa del bus seguías riéndote al recordar los sucesos ocurridos, no te molestaste en lo absoluto al darte cuenta de que todos los asientos estaban ocupados, solo mantuviste tu sonrisa, estabas más que contenta ya que mañana era el día en que harías muy feliz a tu mamá, pero al poner los pies sobre la verdadera realidad te sentiste mal, vivías en tu propia mentira. Un suspiro entristecido salió de entre tus labios, mas luego apretaste tu labio inferior con tus dientes delanteros, al recordar el único motivo que te llamaba a seguir con esa falsedad, solo en tu pensamientos dijiste (Mamá perdóname…mi único deseo es que seas feliz…no me imagino pasar un día sin ti…) En tu rostro se reflejó una tremenda angustia al solo imaginar que podría pasarle alguna tragedia a tu mamá, al revelarle tu verdad eso sería lo último que arriesgarías. Así que ese día en tu corazón sembraste una decisión, por ningún motivo confesarías la verdad a tu madre. Mientras te mostrabas perdida en tu mundo espiritual algo distrajo tu atención, eran unos efebos que entusiasmados sostenían su primera guitarra de la soñada banda que esperaban conformar- Les apuesto que en una semana aprenderé a tocar esta pequeñez- Dijo presumidamente uno de ellos, refiriéndose a la guitarra que con tanto afán sostenía- Ay si tú. Ni que fueras Sungha Jung. El día en que lo logres caminare por las calles de Seul con un sexy vestido de coctel- Pronuncio desafiante otro de ellos- ¡Hecho! Estaré ansioso por que llegue ese día…-Dijo el muchacho al haber aceptado valientemente el reto. Viendo aquella escena solo reías oyendo cada cosa que decían eso espíritus juveniles, mas solo en tu mente pensabas (Ajajaja tan inocentes. A…extraño esa épocas de colegiaturas, todo era tan sencillo) Suspiraste pesado, al volver a tu realidad, de pronto se oyó sonar la canción de tono de tu celular (Vamps – Replay) a lo cual apurada buscaste en tu bolsillo derecho, sacándolo con la diestra contestaste afanosa.
*Llamada*
-Tú-¿Hola? Al grano. ¿Sí?- Dijiste desganada.
-Voz- ¡Hyung!. ¿Qué paso? ¿Tuviste un día malo?-Cuestiono alarmado, el más grande de ellos.
-Tú- Uy…lo siento dongsaeng. Solo algo cansado es todo, no es nada de qué preocuparse. ¿Sí?. Y dime que haces despierto a esta hora. ¿Eh…?-Interrogaste curiosamente.
-Voz- ¡Hyung! No podemos dormir. Queremos escuchar una canción que provenga de tu melodiosa voz- Comento el más pequeño de ellos, ya que ambos se encontraban lado a lado pendientes del teléfono.
-Tú- Ajajaja. Ay mi lindo peque. Claro que si- Comentaste animada, empezando después a cantar -Te vi. Te encontré en una lejana habitación. Pero no puedo recordar nuestra conversación. Lentamente extendí mi mano. Y en el instante en que te toque. Otra vez, volviste a desaparecer. Oscilando suavemente dentro de un ligero sueño. Con la misma inocencia de aquel día. Y con nuestras manos posadas suavemente una con la otra. Soñé que estabas junto a mí- Al escuchar sus tiernos bostezos sonreíste dulcemente- Que tengan maravillosos sueños- Pronunciaste en voz baja, expresando en tus gestos faciales una grata sonrisa al mismo tiempo que dabas por concluida la llamada. Cuando de pronto te alarmaste al darte cuenta de que esos muchachos se habían quedado maravillados con tu fascinante voz. Uno de ellos dijo.
-Muchacho- Wo…nos dejaste impactados. Por favor…por favor…por favor…Di que nos harás el honor de ser el cantante de nuestra banda. ¿En qué colegio estas? ¿De casualidad no estás en la colegio…? (Un colegio de Corea del Sur XD)- Se mostró emocionado esperando tu respuesta ansiosamente. Al oír toda la lluvia de preguntas te quedaste pasmada, mas solo en tu mente pensaste “El viejo tenía razón. En verdad parezco un niño. Umm aunque eso de formar una banda me llama la atención. Creo que me divertiré mucho con estos pequeños. ¡Sí!. Voy a enseñarles lo que es Rockear…” Manteniendo tu gesto de chico desinteresado, respondiste a sus peticiones.
-Tú- ¿Que dicen? Solo estaba calentando la voz. Y no sé de qué colegio hablas. Tal vez considere pensar en su propuesta- Dijiste desganadamente.
-Muchacho- Por favor, piénsalo… ¿Sí…?. Si estas interesado, puedes venir a las 18:30 a nuestra escuela, estaremos esperándote ansiosamente- Comento muy afanado.
- Tú- Bien. Adiós- Concluyendo con lo dicho, agitaste la diestra una sola vez, haciendo señal de despedida, viendo que ya habías llegado a tu destino, indicaste al chofer que se detuviera. Bajando del bus caminaste por el camino que te conducía a casa. Al estar frente a tu puerta buscaste tus llaves en tu bolsillo izquierdo, sosteniéndolo bien lo sacaste con la mano de ese lado, posando después este sobre la cerradura pudiste abrirla con rapidez. Cuando entraste a tu hogar observaste maravillada la hermosa sonrisa de tu mamá- ¡Omma! Ya estoy aquí. Deja que te ayude a poner la mesa- Dijiste al ver que ella empezaba a poner la mesa para la cena. Cuando terminaron de cenar, agradeciste por la exquisita comida que ella preparaba, sin duda alguna era la mejor del mundo- Omma vamos te acompañare a tu cuarto para que descanses. Por cierto jamás entenderé la magia que haces con la comida, siempre, siempre es delicioso todo lo que cocinas. ¡Eres la mejor!- Pronunciaste afectuosamente, a la vez que le dabas un tierno beso en la frente. A lo cual tu mamá sonrió contenta, diciendo después- Es porque que lo hago con mucho amor, para mi linda hijita- Comento afable, mientras acariciaba tu cálido rostro. Sintiéndote cada minuto dichosa de su hermosa compañía, la llevaste hasta su habitación con mucha atención y paciencia, mas con sumo cuidado la ayudaste a recostarse sobre su cómoda cama, para que así pudiera dormir tranquila- Omma…que tengas dulces sueños- Dijiste en voz baja al haberla arropado muy bien, girando después tu cuerpo te retiraste de la habitación. Saliendo de ahí te condujiste a tu habitación que se encontraba a unos cuantos pasos, entrando en este fuiste hasta tu cama, al apenas verla te lanzaste sobre ella para así sumergirte en un profundo sueño. A la mañana siguiente sentiste que una mano se posaba en tu hombro, al tiempo que empezaba a agitarlo para así lograr despertarte de un hermoso sueño- Hijita…mira quien vino a verte…Ya abre los ojos, vamos…-Exclamo ansiosa tu mamá. Al oír lo que ella decía comenzaste a pensar en quien podría ser esa persona que vino tan temprano a interferir con tu sueño “Rayos… ¿Ahora qué pasa? ¿Sera unnie?”De pronto al escuchar aquella voz conocida te quedaste perpleja- Oye no sabía que también eras un niñito dormilón. Ya levántate… ¿O quieres que te despierte como en los cuentos de hadas? Eso será un placer…-Dijo fascinado. Cuando escuchaste lo último que dijo, sentiste unos suaves y cálidos labios posar sobre los tuyos, ese instante tu corazón empezó a latir con potencia, aquel sentimiento que comenzaba a invadir tu solitario corazón era inexplicable, mas solo en tu mente gritaste- ¿Pero? ¡¿Qué…?!
Continuara…

Houl
♀ Lector Aprendiz~ ♂ ツ
♀ Lector Aprendiz~ ♂ ツ

Mensajes : 32
Puntos : 48
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 17/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: TODO POR TU AMOR

Mensaje por Houl el Mar Mar 24, 2015 4:48 pm

CAPITULO 4: Tan hermosa como el cielo.
Cuando escuchaste lo último que dijo, sentiste unos suaves y cálidos labios posar sobre los tuyos, ese instante tu corazón empezó a latir con potencia, aquel sentimiento que comenzaba a invadir tu solitario corazón era inexplicable, mas solo en tu mente gritaste- ¿Pero? ¡¿Qué…?!.
En ese momento te asustaste en extremo sin que pase un segundo más abriste los ojos alarmada pudiendo notar así el rostro más perfecto el cual con sola una mirada podría hacerte soñar los sueños de amor más esplendidos, al contemplar esas bellas facciones impresas en aquella fotografía te sentiste aliviada al darte cuenta que todo había sido un simple sueño y más aún te quedaste profundamente sorprendida, sujetando con ambas manos arrebataste la fotografía a tu unnie quien había hecho que besaras esa fotografía mientras dormías. Al sostener esa imagen en frente la observabas fascinada con una gran sonrisa en tu rostro exclamaste emocionada.
-Tú- ¡Al fin tengo una foto de su hermoso rostro! Hyde es tan perfecto…! Mira! La foto es tamaño de mi rostro. Es como tenerlo a el frente a frente. ¡Unnie eres la mejor!-Dicho esto te impulsaste para permanecer de cuclillas, aproximándote hasta el extendiste la diestra sobre su cabeza despeinando así sus cabellos con cariño.
-Unnie- Niña ¡¿Qué haces?!-Alejo tu mano de su cabeza mirándote ofendido-Espera. ¿En vez de darme un abrazo me despeinas? ¿Sabes cuánto me costó hacerme este peinado?-Cuestiono algo molesto cruzándose de brazos.
-Tú- Oh…creo que se me subió la emoción. Vamos unnie no te enfades. Sabes que soy la persona más rara del planeta. Perdona ¿Si…? Le diré a omma que te haga un peinado. Ella es muy talentosa ya verás…-Asentiste con seguridad.
-Unnie- Ya no importa. No te preocupes. Sabes que no podría enojarme contigo-Dijo de forma amable a la vez que posaba sus manos en tus hombros.
-Tú- Pensándolo bien luces bien despeinado. Estilo alocado. Soy experta en eso, es mi especialidad-Al concluir lo dicho le quineaste el ojo sonriendo.
-Unnie-¿Estás loca? Si definitivamente lo estás. Pero sabes una cosa, eso es lo que te hace tan adorable y única. Mi pequeñita…-Te miro con calidez.
-Tú- Unnie…harás que me crea una niña pequeña y entonces seré mas traviesa de lo que soy. Eh…-Comentaste dramáticamente.
-Unnie- Siendo así yo…-Antes de que termine de hablar lo interrumpiste diciendo.
-Tú-Unnie no hay tiempo. Debo contarte mi malévolo plan jejeje-Una traviesa sonrisa se dibujó en tu faz.
-Unnie- ¡Cuenta! ¡Cuenta!-Exclamo desesperado.
-Tú- Secuestre a un chico en mi armario. Voy aprovecharme de el- Mencionaste bromeando.
-Unnie- ¡Cielos! ¿No hablas enserio o sí? ¿Acaso te volviste heterosexual?-Comento anonadado
-Tú- Unnie no todo de lo que estás pensando es cierto. No puedo contarte a detalle ahora ¿Sí? Solo te diré que mi mamá quiere conocer a mi novio falso. Gracias a Dios conseguí a un chico que se hará pasar por mi novio. Ya todo está resuelto nos encontraremos a medio día. A… me siento aliviada-Mencionaste feliz
-Unnie- ¡No puedo creerlo! ¡Que emocionante será eso! ¿Tú de novia con un chico? ¡Cielos! Debo estar en otro mundo-Llevo su mano a la boca sorprendido
-Tú- Si es una completa locura. Bueno es hora de hacer los deberes-Exclamaste llena de energía, dando un salto de la cama te dispusiste a ordenar tu cuarto y toda la casa con la insistente ayuda de tu mejor amigo “unnie”. En aquel transcurso tu madre quería sorprenderlos con un exquisito desayuno, luego de hacer los deberes y cuidar de tu higiene bajaste a la cocina junto con unnie, ambos se quedaron asombrados al presenciar los manjares puestos sobre la mesa de madera- A debo estar en el paraíso. Omma…! Gracias! Es mi desayuno favorito-Comentaste agradecida con una tremenda sonrisa, antes de que cante un gallo apareciste sentada próximo a la mesa para devorar todo.
-Unnie- ¡Woo! ¿Cómo llegaste tan rápido allá?-Dijo sonriendo mientras que recién llegaba a la mesa, inclinándose se dispuso a sentarse sobre el suelo para comenzar a degustar todas esas delicias-Como siempre tu punto débil es la comida-Comento con toda certeza
-Omma- Me alegra verlos felices. Por eso quise sorprenderlos, este día debe ser perfecto- Pronuncio esa palabras con brillos en los ojos
-Tú- Omma sabes yo soy muy feliz porque tú estás conmigo. Veras que sí, hoy será un día esplendido- Asentiste con toda seguridad
-Omma-Mi linda hijita yo me encargare de todo. Hay mucho por hacer hoy. Pero antes comamos- Sonriente se puso a comer tranquila
Después de haber desayunado contenta te animaste a lavar los servicios, a medida que secabas los platos tu mamá dijo apresurada-Bien ya estoy lista. Hijita luego terminaras con eso. No hay tiempo que perder. Como dije hay mucho que hacer hoy-Menciono ansiosa
-Tú- ¿Qué? ¿Omma de que hablas? Todo está listo, cuando sea cerca de las doce saldremos tal como estamos, luego tomaremos el bus que nos llevara a la plaza y listo- Dijiste confiada.
-Omma- Vamos no hay tiempo para bromas. Hoy será un día lleno de sorpresas. Primero iremos a las tiendas de vestidos y accesorios, y que no se diga una palabra más- Se pronunció decidida
-Tú- ¿Iremos a la tienda? ¿De compras? –Mencionando esas palabras te pusiste pálida como la nieve
-Unnie- No a tomar el sol- Comento sarcásticamente
-Tú- Omma…omma…Yo no quiero usar un vestido. Sabes que los vestidos no van conmigo-Dijiste sumamente preocupada tratando de hacerla cambiar de decisión
-Omma- Hijita escucha con atención. Avecés en la vida en momentos especiales es bueno salir de la rutina y arriesgarse a nuevos cambios aunque sea solo por un día. Sé muy bien que te sientes contenta con tu estilo y eso es algo que no pienso cuestionar. Pero hoy es un día muy especial. Solo por hoy muéstrale a el tu lado femenino. Hoy vasa sorprenderlo…-Dijo emocionada
-Tú- Omma él me quiere tal como soy, con mi rudeza y estilo despistado. Así me conoció y así me tendrá por toda la vida. Pero está bien, si tú quieres que haga esto lo hare. Pero eso sí, yo a la tienda no voy por nada del mundo. Mejor ustedes van y yo les espero aquí- Comentaste decidida.
-Unnie- ¿Así? ¿Sabías que la tienda de vestidos queda justamente a lado de una tienda de bombones? De hecho después de comprar los vestidos y accesorios pasaremos a esa tienda a deleitarnos con tremendos bombones…-Dijo con una voz atrayente como si ese mismo instante degustara de un exquisito chocolate. Al solo escucharlo se te hizo agua la boca, tragando lentamente tu saliva respondiste sin pensarlo dos veces.
-Tú- Está bien voy con ustedes. Vamos no hay tiempo que perder ya quiero morder un bombón, mejor dicho probarme uno de esos vestidos-Mencionaste disimuladamente apurándote a salir de la puerta de tu casa, mientras que tu omma y unnie cuchicheaban entre ellos.
-Omma- No se me ocurrió eso. Mi pequeño que listo eres-Dijo asombrada a lo que unnie sonrió quineándole el ojo.
*En otro lugar*
-¿Dónde estoy ahora? He visto este lugar antes-Dijo Taemin todo confuso, entretanto caminaba sin rumbo por el sendero. A medida que pasaba por esos alrededores conocidos vio miradas fijas y sonrisas coquetas de hombres jóvenes que suspiraban por él, al solo presenciarlo se le puso la piel de gallina y su mente comenzó a inquietarse “¿Qué sucede? ¿Por qué ellos me miran así? Me acechan con sus miradas como si fuera una mujer hermosa” Al cabo de un segundo observo que pasaban algunos trabajadores que trasladaban un gran espejo, al poder contemplarse a través del espejo se quedó despavorido-¡¿Qué?! ¡¿Este soy yo?! ¡No puede ser posible!-Viendo su versión femenina reflejada en aquel espejo se desesperó, no podía comprender por qué llevaba puesto un flamante vestido, unos adorables zapatillas y una hermosa cabellera larga. Más de pronto por alguna razón alzo su vista adelante quedándose fascinado al verte venir con tu porte serio, rudo y misterioso. Con cada paso que dabas sentía que su corazón se aceleraba más y más “Jamás me había sentido así. ¿Qué es esto? ¿Por qué me siento como una adolescente enamorada?” Dijo posando su mano en su pecho, al verte más cerca y observar como pasabas por su lado sin siquiera mirarlo se desesperó, ese instante sostuvo tu muñeca rápidamente a la vez que exclamaba- ¡No! ¡No te vayas! ¡Mírame…! Me he puesto este vestido por ti…Yo haría todo…!todo! por tu amor-Pronuncio esas palabras con desvelo en voz alta, mas luego oyó unas voces conocidas -!Taemin! ¡Taemin despierta! ¿Oye que sucede? ¿Por quién usarías un vestido? ¿Eh…?-Indago uno de sus amigos. Taemin al escuchar esas voces despertó alarmado y más al darse cuenta de lo sucedido se sintió confuso y avergonzado por haber dado tal espectáculo frente a sus amigos-No, no pasa nada hyung, solo tuve un sueño loco, es todo-Respondió ante la pregunta de su amigo Key.
-Key- Pues te veías demasiado angustiado. Pero bueno. Taemin queremos que cierres los ojos ahora ¿Sí?- Dijo todo misterioso
-Taemin- ¿Y eso por qué? ¿Acaso montaran un desfile desnudos?-Comento bromeando al tiempo que cerraba los ojos sonriendo. Al escuchar tal ocurrencia el cuarto retumbo por las carcajadas de sus amigos. El más mayor de ellos dijo aun sonriendo.
-Onew- Taemin ¿Qué dices? ¿Montar un desfile desnudo? Eso solo pasa en tus sueños locos-Menciono sonriente. Cuando Taemin cerró los ojos uno de sus amigos corrió a la cocina por una linda sorpresa. Minho uno de sus amigos más queridos retorno con la sorpresa que le tenían preparado-Taemin ya puedes abrir los ojos-Dijo Minho muy contento. Obediente como siempre Taemin abrió los ojos curiosamente, más al contemplar ese hermoso detalle no puedo ocultar la gran alegría que expresaba en su rostro.
-Taemin- Me siento muy conmovido. Hyungs ¡muchas gracias! Creerán que olvide que hoy era mis cumpleaños. Ummm que exquisito regalo-Dijo al ver el delicioso pastel que Minho sostenía con las manos. Llenos de emoción sus amigos cantaron la acostumbrada canción- Bien Taemin pide un deseo…! Vamos!-Dijo Jonghyun otro de sus queridos amigos. Con esperanza y fe Taemin cerro sus ojos y pidió un gran deseo.
*En otro lugar*
Cuando el bus se detuvo en el centro comercial bajaron a toda prisa rumbo a la aventura-Bien este es plan. Vamos rápido a la tienda de vestidos, entramos y cogemos el primer vestido que encontremos y pasamos muy contentos a la tienda de bombones-Pronunciaste esas palabras decidida.
-Omma-Nada de eso. Escoger un vestido lleva su tiempo hijita, no podemos comprar cualquier vestido-Pronuncio de forma explícita.
-Unnie- Ja no dijimos que sería sencillo. Por lo menos nos llevara como tres horas escoger vestido y accesorios, luego al final vamos por tu premio gordo-Dijo aguantando la risa.
-Tú-¡Oye! Ya verás mañana…-Mencionaste furiosa posando tu mirada en unnie.
-Omma-Niños no jueguen. Bien entremos-Dicho esto se encamino a los interiores del lugar llegando hasta la famosa tienda de vestidos y accesorios. Estando ahí te sentías como una mosca atrapada en las telarañas de una araña.
-Tú- Bien omma que vestido crees que es el adecuado para mí. Vaya toda esta ropa es tan delicado y femenino. Me siento como una piñata a la cual hay que adornar-Dijiste frustrada.
-Omma-Hijita todo saldrá bien. Tu cara será otra cuando veas tu cambio. Sabes yo me siento como la hada madrina de cenicienta-Comento emocionada observando todos esos vestidos.
-Unnie- Omma que te parece este vestido esta alucinante. Hay ¡mira! Aquí esta otro, y este también. Muero…que hermoso este. ¡Woo! Este es fabuloso. Hay yo me lo compraría todos. Pero estos me parecen los mejores-Cogió contento como veinte vestidos.
-Omma- Concuerdo contigo mi pequeño. Cielos que hermosos vestidos. Bien hijita pruébatelos- Dijo ansiosa entregándote los vestidos.
-Tú- ¡¿Qué?! ¿Tengo que probarme todos estos vestidos? Mejor que unnie se los pruebe- Dijiste insistente
-Unnie- ¿Estás loca? ¿Acaso crees que yo entraría en estos vestidos? Yo no tengo tu cuerpecito, no soy un hilo andante-Dijo frustrado
-Tú- Si tuviera en frente a la persona que invento los vestidos lo agarraría a patadas. Enserio que tengo unas ganas…-Empuñaste tu puño con fuerza tratando de contener la rabia, mas luego suspiraste profundo sosteniendo todos los vestidos te encaminaste hacia los vestidores. Al cabo de un minuto saliste con el primer vestido evitando mirarte en el espejo.
-Tú- Bien. ¿Llevamos este?-Dijiste seria mirándolos con atención. Unnie al verte con vestido rompió a carcajadas a lo que tu omma le daba una palmada en el hombro indicándole que deje de reírse.
-Unnie- ¡Jajajaja! Ay…viendo esto creo que puedo morir en paz. Niña no se me matas de ternura pareces un niño adorable que recién sale del closet-Pronuncio divertido con una gran sonrisa en sus faz.
-Tú-¡Oye! Ya te llegó la hora-Corriste hacia el con velocidad extrema, antes de que llegues a él, dijo apresurado.
-Unnie- Si me das una patada se te va ver el calzón, después no digas que no te advertí-Menciono conteniendo la risa. Al estar cerca de él le diste un leve golpe en el brazo con el puño a la vez que decías.
-Tú- Para eso están mis queridos puños-Dijiste victoriosa.
-Unnie- Au… ¿Qué? ¿Acaso tienes puños de metal o qué?-Pronuncio adolorido sobándose el brazo.
-Omma- Ya es suficiente. No quiero que vuelvan a pelear así. ¿Entendido?- Dijo molesta.
-Tú-Si entendido. Omma lo siento…-Dijiste apenada.
-Unnie- También yo…-Menciono afligido
-Omma- Te ves adorable pero veamos los siguientes todavía. ¿Sí?- Dijo ansiosa viéndote.
Complaciendo los deseos de tu madre te probaste casi todos los vestidos, estando ya exhausta preguntaste.
-Tú- Omma hasta ahora no encontramos ninguno que sea de ensueño. ¿Qué haremos? Solo queda un vestido espero que ese sea el elegido-Mantuviste la esperanza en tus palabras. Mas al salir nuevamente con el último vestido los miraste preocupada, pero al solo mirar sus expresiones te diste cuenta que la búsqueda había llegado a su fin.
-Omma-Ya no tengo duda alguna. Este vestido es el premiado, el que hará que mi hija se vea como una preciosa princesa-Muy conmocionada corrió abrazarte (http://mlb-s1-p.mlstatic.com/13463-MLB20077906159_042014-Y.jpg)
-Unnie- Siento haberme burlado. En verdad me dejaste boquiabierto todos estos años jamás envidie tanto la belleza de una chica. Te ves de ensueño. Mi hermanita-Te abrazo con calidez.
-Tú- Omma, Unnie enserio me hacen sentir como si me estuviera por casar. No me imagino cuando llegue ese día. Ahora siento un sentimiento extraño, siento como si fuera una chica hermosa-Una sombra de dudas, un sentimiento oculto invadió tu corazón.
-Omma- Lo eres, eres tan hermosa, muy hermosa. Siempre lo fuiste solo que no quisiste aceptarlo-Viéndote con dulzura acaricio tu rostro con ternura.
-Unnie- Solo tú no lo sabias. Ahora lo sabes eres hermosa por dentro y por fuera. Situ quisieras tendrías a muchos hombres rendidos ante tus pies-Comento con toda seguridad.
-Omma-¡Bien! Ahora solo falta los accesorios, necesitas una cartera que combine con el vestido y también unas extensiones para hacerte un fabuloso peinado. Haber veamos…!Sí! con esta cartera quedara perfecto-Sostuvo fascinada una cartera de los mostradores- Ya estamos listos. Ahora puedes ir por tu premio, yo iré a buscar unas extensiones no me tardo. Iré a cancelar las compras y nos vemos en la tienda de bombones-Dicho esto corrió apresurada a cancelar las compras, dirigiéndose luego al sector de cosméticos y demás. Tras guardar las compras en los bolsones correspondientes saliste corriendo de ahí a la tienda de bombones, al entrar ahí divisaste el lugar fascinada con todas esas delicias que contemplaban tus ojos-A…todos se ven tan ricos. Si pudiera me comería todo lo que hay aquí-Dijiste maravillada.
-Unnie- ¡Cielos! Eso no lo dice una dama. Una señorita se conformaría con máximo dos bombones-Comento con certeza.
-Tú- Pues si verdad. Ellas deben estar locas. Por suerte no soy una dama-Suspiraste con alivio.
-Unnie- Hoy solo por hoy deberás ser una dama. Ya que lucirás como una. Si llevas estos vestidos debes ser delicada como un cisne. Debes comportarte con ternura, suavidad y sobre todo hablar con dulzura-Asintió a sus palabras con la esperanza de que siguieras sus consejos.
-Tú- Uh…eso está difícil…No intentes volver a un león vegetariano porque no lo será nunca, ni aunque fuera por un mísero segundo. Nadie puede cambiar de la noche a la mañana ¿Hablar con dulzura? Sabes que mi voz extrañamente es gruesa. Pero ese es el don de tener una voz así, se puede imitar varias voces de diferentes tonos. Así que de la voz puede hacerse, lo demás esta medio verde-Dijiste pensativa observando a detalle una caja de bombones.
-Unnie- ¿Y dime como es tu supuesto novio? ¿Es apuesto?-Cuestiono emocionado.
-Tú- Pues no le vi bien la cara, ese día el llevaba un chulo y gafas oscuras así que ya te imaginaras. Solo le vi bien otras partes-Dijiste sonriendo- A pero eso si él no es de nuestro equipo así que borra cualquier ilusión de tu mente-Comentaste con seguridad.
-Unnie-Es un pena. Pero bueno. ¿Entonces como harás para reconocerlo?-Indago curioso.
-Tú- Bueno nos encontraremos en la esquina de la plaza a medio día. Espero que todo salga bien, sino será el fin-Mencionaste preocupada.
-Unnie- Pues si esperemos que todo salga bien. Sino atrapare al primer chico que vea en la calle para que se haga pasar por tu novio. No te preocupes por nada. Yo estoy aquí contigo-Por medio de su palabras te nutrió de una fuerza invaluable.
-Tú-Oye, tú eres mi cuerpo espín favorito-Dijiste con cariño a la vez que despeinabas sus cabellos con la diestra, descendiendo tu mano sostuviste bien la caja de bombones que sostenías con la zurda al tiempo que decías- Bien ya elegí quiero estos- Exclamaste animada
-Unnie- Cara de niño ya basta. ¿Qué cosa contigo? Siempre atacas a mi cabello. Tú y tu amor por los chocolates, no tienes remedio-Negó un par de veces con la cabeza. A los pocos minutos entro tu mamá toda sonriente diciendo a la vez-Bien ya todo está listo ahora vamos a casa. Cuando lleguemos les mostrare lo que compre. Bien cancelo los bombones y nos vamos lo más rápido posible-Dijo con prisa.
-Tú-Está bien omma-Asentiste alegre mientras que le pedias a tu omma los bolsos de la compra que llevaba en la diestra.
Cuando llegaron a la puerta de tu casa entraron apresurados, sin esperar más tiempo tu mamá saco lo que había comprado mostrándoles contenta dijo.
-Omma-Miren compre estas divinas extensiones y también estos lindos tacones que darán bien con el vestido- Comento emocionada.
-Tú- ¿Extensiones? ¿Para qué?-Ampliaste tus ojos sorprendida.
-Omma- Ya verás…-Se froto las manos con ansias.
-Unnie-Omma debo dejarlas ahora, volveré antes del medio día para llevarlas en mi auto ni loco las dejaría ir en bus a la cita. Y buena suerte con la misión imposible-Dijo sarcásticamente.
-Tú- ¡Oye! Ya verás cuando estés durmiendo te colare lana de oveja a la cabeza como extensiones. No intentes provocarme. ¿Eh?-Lo miraste con fijes.
-Omma-Ya paren los dos. Bueno mi niño ve con cuidado- Se pronunció de forma atenta.
*En otro lugar*
-Taemin- Hyungs ¡muchas gracias! por todo. En verdad me divertí mucho. Ahora yo debo ir hacer algo pendiente-Dijo atentamente
-Minho-¿Cómo qué? ¿A dónde iras justo hoy?-Cuestiono serio.
-Taemin- Bueno yo…Es que hoy un amigo mío tiene una cita. Así que me pidió que lo ayudara a prepararse. A sobre eso podrían darme un consejo. Si su novia les dice que a la mamá de ella le gusta que vistan de forma extraña. Ustedes…-Antes de que concluya lo interrumpió uno de ellos.
-Key- Si puede ser. Yo supe de un amigo que en todas las citas con los padres de su novia tiene que ir vestido con ropa tradicional, porque a su suegra le gusta. A veces suelen haber mujeres con esa clase de gustos-Menciono confiado.
-Taemin- Entiendo-Se pronunció pensativo-Bueno tendré que hacer ese sacrificio-Susurro para sí mismo.
-Jonghyun-Taemin no vayas, quédate a celebrar con nosotros. No dejaremos que vayas-Dijo decidido.
*En tu casa*
-Omma-Ven hija siéntate aquí. Ya tengo todo listo. Ahora manos a la obra-Dijo ansiosa.
Obediente fuiste a tomar asiento frente al peinador, poniéndose tras tuyo tu madre inicio con la faceta de embellecimiento. Al resignarte con el cambio de tu imagen cerraste los ojos tratando de asimilarlo entretanto que decías.
-Tú-Bien omma no quiero verme al espejo hasta que esté completamente lista. Quiero sorprenderme con tu talento-Dijiste confiadamente.
-Omma-Me parece muy bien hijita-Sonrió conforme a sus palabras. A medida que pasaba los minutos tu madre término con su obra de arte, si así era ella tenía un talento innato para hacer los peinados más hermosos, además de poseer un gusto exquisito para la elección de atuendos y el maquillaje adecuado a la ocasión.
-Omma- Bien hijita ya está listo tu peinado. Pero aun no habrás los ojos. Te pondré un maquillaje suave para resaltar tu belleza natural. Luego puedes ir a ponerte el vestido y los zapatos, mientras que yo me aliste ¿Si?-Sonrió con calidez y comenzó a maquillar tu rostro. Tal como lo acordaron fuiste a cambiarte sin siquiera verte un segundo al espejo. Luego de cambiarte te condujiste a la habitación de tu madre con tus pantuflas de conejo aun no te atrevías a usar esos tacones.
-Tú-Omma… ¿Ya estas lista?-Golpeaste la puerta de su habitación.
-Omma- Si hijita pasa-Respondió contenta.
AL entrar te sorprendiste al ver su imagen sin duda lucia hermosa.
-Tú-¡Omma…! Creo que me equivoque, toque la puerta del cielo porque estoy viendo a un ángel. Omma que linda estas…-Corriste abrazarla, correspondiendo a tu abrazo dijo feliz.
-Omma-Mi hijita gracias…Gracias por hacerme disfrutar este momento. Te vez maravillosa más perfecta que una reina-Exclamo con entonación. De pronto se oyó una voz.
-Unnie- ¿Omma eres tú? Vaya me dejas sin palabras-Se quedó boquiabierto al verlas.
-Tú- Ya vámonos o llegaremos tarde-Dijiste apresurada.
-Omma-Gracias hijito. Ya es tiempo, vamos- Contesto amablemente.
Saliendo de casa con la ayuda de unnie pudiste andar con los tacos sin caerte, entrando al auto pudiste relajarte no era nada fácil para ti usar unos zapatos que jamás calzaste. En todo el trayecto del camino con destino a la plaza unnie no dejo de elogiarlas, cuando finalmente llegaron a la plaza rápidamente unnie salió del auto dirigiéndose hacia ustedes se paró frente a la puerta del auto, con gentiliza y paciencia les abrió la puerta a medida que bajaban él dijo.
-Unnie- Oye hermanita viéndote así creo que me animaría a ser heterosexual-Dijo bromeando.
-Tú-¿Qué dices? Te conozco mejor que nadie. Ni aunque te rogara Beyonce tu no cambiarias de equipo-Pronunciaste con toda seguridad.
-Unnie-Enserio te vez hermosa-Menciono con seriedad y sinceridad- Bien otra vez tengo que dejarlas debo hacer algo urgente. Discúlpenme-Hizo una venia de disculpas y entro al auto apenado.
-Omma y tú-No te preocupes. Ve con cuidado-Dijeron al mismo tiempo.
Después de que unnie se marchó se condujeron a sentarse a la banca que quedaba justo por la esquina de la plaza. Una vez sentadas te apresuraste a sacar tu celular de tu cartera para observar la hora, mientras lo hacías dijiste.
-Tú-Vaya llegamos temprano omma. Falta poco para las doce. Yo creo que el ya llegara, él siempre es puntual no llega ni antes ni después -Sonreíste nerviosa.
-Omma-Que bueno, estoy feliz porque podre conocerlo-Comento contenta.
Faltando un minuto para el medio día viste aparecer un auto lujoso, al cabo de un rato bajo un tipo extravagante, viéndolo sorprendida negaste reiteradas veces con la cabeza tratando de descartar la idea de que él sea el chico que esperabas “! Rayos! Porque no llega ya debería estar aquí. ¿O será que me jugo una broma de mal gusto? Si no viene ¿Qué hare…?” Dijiste en tu mente, la desesperación empezaba invadir tu estado de ánimo, de pronto viste que el sujeto extravagante se acercaba a la esquina de la plaza. Al verlo fijamente recordaste las palabras que en broma le habías mencionado al muchacho que aguardabas su llegada a la plaza (¿Oye nunca has tenido una cita familiar? ¿Es enserio? Pues bien. Para impresionara a mi mamá, tienes que ponerte un traje de disco muy extravagante, bien ¡brilloso!, y con un peinado afro quedaras perfecto). Recordando ese suceso te quedaste pálida como el arroz, solo en tu mente gritaste “!No puede ser…!”.
Continuara…
Por_Houl





Houl
♀ Lector Aprendiz~ ♂ ツ
♀ Lector Aprendiz~ ♂ ツ

Mensajes : 32
Puntos : 48
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 17/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: TODO POR TU AMOR

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 3:51 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.